Torrijas

Bañadas en leche, huevo campero y con un rico almíbar de vino dulce, esta es nuestra versión de la receta estrella de la Semana Santa: torrijas.

30 minutos 6 comensales

No hay Semana Santa que se precie sin unas riquísimas torrijas tradicionales, ni sobremesa en esta época sin “expertos tertulianos” que debatan sobre la ejecución ideal de tan tradicional receta española. 

A unos les gustan solas (con azúcar y canela por encima); otros matan por una buena torrija empapada en vino. Un tercer grupo, el más goloso, defiende a capa y espada las torrijas de miel o bañadas en almíbar. Lo cierto es que existen infinidad de variantes de las torrijas… ¡Y todas están buenas! 

¿Sabías que hay quien las rellena con crema pastelera o con chocolate? ¿Y quien se atreve a hacer torrijas a partir de horchata?

Nosotros te desvelamos nuestra fórmula secreta torrijera, la receta de torrijas de Pazo de Vilane, basada en leche, huevo campero y un chorrito de almíbar de vino dulce. 

No aseguramos que sea la mejor… Pero sí te prometemos que con nuestras torrijas caseras te chuparás los dedos. 

¡Prepáralas, y lúcete!

Ingredientes

  • 2 barras de pan para torrijas
  • 2 huevos camperos Pazo de Vilane
  • 150 gr. de azúcar (aprox)
  • 150 ml. de agua
  • 1 cucharada de miel
  • Una o dos cucharadas de vino dulce, mistela o anís (opcional)
  • 1 litro de leche
  • Cáscara de limón, naranja o lima (la que prefieras)
  • Una ramita de canela
  • Vainilla (en rama o en esencia)
  • Aceite de oliva 0,4 para freír

Elaboración

  1. Elabora un almíbar con unos 100 gramos de azúcar y una cucharada de miel. Calienta a fuego lento hasta que tome un bonito color dorado.
  2. Con mucho cuidado (para evitar salpicaduras que podrían quemarte) añade el agua.
  3. Si las torrijas no son para niños, incorpora un par de cucharadas de vino dulce o anís. En tal caso, sube el fuego hasta que se evapore el alcohol y la mezcla esté espesa.
  4. Retira el almíbar del fuego y deja que se enfríe.
  5. Por otro lado, calienta en una cazuela 1 litro de leche. Añade la cáscara de limón o naranja, 50 gramos de azúcar, una rama de canela y la vainilla.
  6. En cuanto rompa el hervor, retira del fuego y deja reposar hasta que esté casi fría, para que se infusione la leche.
  7. Mientras, ve cortando las rebanadas de pan y mójalas en la leche.
  8. Bate dos huevos camperos, escurre ligeramente las torrijas y ve pasándolas por los huevos batidos.
  9. Frielas en abundante aceite de oliva suave (0,4), para que las torrijas puedan flotar. En cuanto cojan un color dorado bonito, dales la vuelta.
  10. Saca de una en una y escurre en papel de cocina absorbente.
  11. Una vez escurridas, colócalas todas en una bandeja e incorpora el almíbar, que deberá estar frío.