Roscón de Reyes

180 minutos 10 comensales

Hay tradiciones muy nuestras, como los Reyes Magos y su Roscón de Reyes.

Y es que la magia y sobrecogedor misterio de unos reyes venidos de Oriente, con majestuosas capas de armiño, guantes blancos, coronas, cofres con joyas, camellos y pajes vestidos de púrpura y plata… ¡Ay, eso es insuperable!

Sí, es verdad. Este año la Navidad será diferente y no podremos acompañar a los niños –con ojos brillantes y el aliento helado por la emoción y el frío- a ninguna cabalgata. Pero no por eso debes renunciar a su fiesta.

Métete con los pequeños en la cocina y prepara el Roscón de Reyes del Pazo.

Como necesita tiempo de levado, podréis aprovechar para ver el desfile en la tele. Ponles la cabalgata y apaga las luces (ayuda a entrar en ese ambiente especial, mezcla de miediño y emoción).

Roscón de reyes hecho con huevos camperos Pazo de Vilane

Aquí te dejamos todos los apuntes necesarios para que te salga un Roscón de Reyes insuperable y sólo tengas que preocuparte de esconder bien la sorpresa. ;)

Trucos para conseguir el Roscón de Reyes perfecto (mejor que los más famosos de tu ciudad)

  • Elige sólo ingredientes de primera calidad (que los huevos camperos sean del Pazo, claro. ¡Son únicos!). Saca los huevos, la mantequilla y la levadura de la nevera una horita antes, así tendrán tiempo de atemperarse.
  • La levadura debe ser fresca. Y si es de panadería, mejor que mejor.
  • Engrásate las manos para manejar la masa. Debe quedarte elástica y ligeramente pegajosa, pero no pringosa.
  • Tómate todo el tiempo del mundo para la fermentación; no tengas prisa. La masa debe levar, como mínimo, dos veces. Mucho mejor si leva tres veces. El objetivo final es que la masa doble su tamaño.
  • La segunda vez que leve (con el roscón ya formado) ponle en el centro un recipiente redondo (un cuenco, por ejemplo) apto para el horno, para que conserve la forma tanto a la hora de levar como en el horneado.
  • Cuando formes el roscón, intenta que quede muy uniforme, si no te quedará feo tras el horneado (más estrecho en unas partes que en otras).
  • Truco Pazo de Vilane: hornea los primeros 5 minutos a temperatura alta (200º), luego bájala a 180º y continúa otros 20 o 25 minutos mas. Si en los últimos se tuesta demasiado (pero no está del todo hecho), tápalo con un papel de aluminio.
  • Déjalo enfriar fuera del horno, pero sobre la rejilla, para que circule el aire por la parte inferior.
  • Si lo quieres rellenar, déjalo enfriar por completo. Si te apetece un rico relleno de crema pastelera, sigue nuestra receta casera, hecha con huevos camperos del Pazo.



Ingredientes

  • 2 huevos Pazo de Vilane
  • 120 gr. de azúcar glas.
  • Ralladura de 1 limón
  • Ralladura de 1 naranja
  • 130 gr. de leche
  • 70 gr. de mantequilla deshecha (pero no líquida)
  • 30 gr. de levadura fresca
  • 30 gr. de agua de azahar
  • 460 gr. de harina (aprox)
  • Una pizca de sal

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. En un cuenco grande, vierte la mantequilla deshecha y la leche. Remueve.
  3. Añade los huevos y bátelos. Incorpora la levadura, el agua de azahar (si no tienes, puedes usar anís) y mezcla bien.
  4. Incorpora la ralladura de naranja y de limón, el azúcar glas y una pizca de sal.
  5. Incorpora la harina muy poco a poco hasta que se forme una bola. Añade un poco más de harina si la ves muy deshecha, pero no te pases (sólo la necesaria).
  6. Deja levar la masa hasta que doble su tamaño (1 ½ h., aprox.).
  7. Vuelve a amasar y forma el roscón en la bandeja del horno (fórrala primero con un papel de hornear).
  8. Dejar que vuelva a levar 1 hora aproximadamente.
  9. Amasa y rectifica la forma si se ha deshecho, mete la sorpresa (¡o varias!) y pinta el roscón con un huevo batido.
  10. Reboza rodajas muy finas de naranja u otras frutas sobre una pasta espesa de agua con azúcar. Adorna. Puedes añadir almendras fileteadas o picadas.
  11. Introduce el roscón en la posición media del horno a 170-180º, pero coloca algún recipiente metálico (o resistente al calor) con agua, en el fondo.
  12. Estará hecho en 25-30 minutos, o cuando pinches una brocheta y salga limpia.