Caldo de pollo y setas con yema

Disfruta de un reconfortante caldo de pollo combinado con setas y coronado con yema de huevo campero. Sencillo, barato... ¡y delicioso!

140 minutos 4 comensales

En días ventosos y desapacibles, no hay nada para “arreglarte” el cuerpo como un buen caldito de pollo humeante, hecho despacio y con cariño.

Si encima le sumas como guinda una yema bien fresca de un huevo campero de Pazo de Vilane, y el sabor profundo y aromático de las setas, entenderás aquello de “No nos falten sopas, y que no sean pocas.

Ingredientes

  • 4 huevos camperos Pazo de Vilane
  • 1 y 1/2 litro de agua
  • 6-7 alitas de pollo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 patata
  • Un trozo de alga kombu (opcional)
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de xantana (espesante natural) o harina de maíz
  • 250 gr. de setas variadas (shiitake, champiñón portobello, etc.)
  • Ajo y guindilla al gusto.

Elaboración

  1. Haz un caldo con las verduras (puerro, zanahoria, patata…) y las alitas de pollo. Déjalo cocer a fuego lento durante dos o tres horas.
  2. Opcionalmente, puedes añadir un trocito (previamente lavado, para quitarle la sal) de alga kombu. Te ayudará a espesar el caldo y le dará un sabor muy rico.
  3. Cuando acabe la cocción, cuélalo para dejarlo muy fino, traslúcido y limpio. Otra opción es dejarlo reposar hasta el día siguiente y quitarle la capa superior de grasa.
  4. Si te gusta algo más espeso, una vez colado añade un pelín de xantana o harina de maíz.
  5. Limpia las setas con un paño limpio y/o un cepillito, saltéalas con aceite, ajo y guindilla en una sartén, y reserva.
  6. Separa las yemas de las claras y quédate sólo con las primeras. Serán las que aporten color y una explosión de sabor al plato.
  7. Listos para servir: vierte un par de cacitos de caldo en un buen plato sopero, coloca una preciosa yema de un huevo campero Pazo de Vilane y adorna, aquí y allá, con algunas setas salteadas alrededor.