El Pazo

Un proyecto de vida, una filosofía y 300 años de historia que contar.

Volvimos en 1996 para recuperar el antiguo pazo familiar abandonado durante más de 20 años.

Volvimos para recuperar nuestras raíces gallegas.

Volvimos y nos convertimos en pioneros en producir huevos camperos de gallinas en libertad como los de antes.

Conoce nuestra historia

Conoce nuestra historia

Pioneros

Juan Varela-Portas y Pardo (1930-2010)

Creador e ideólogo del actual proyecto Pazo de Vilane.


Siempre tuvo una visión adelantada a su tiempo y fue contracorriente. Todos los que le conocieron destacan sus ganas de comerse el mundo y su generosidad.

Junto con su mujer Piedad de Orduña en los años 90 dejó Madrid para volver al pazo familiar, convencido de que Pazo de Vilane sería una marca importante de productos gallegos de calidad.

Nuria, Piedad y Juan recuerdan a su padre

La inspiración de su padre y su coraje la ha llevado a ser un referente empresarial en el sector avícola.

Nuria Varela-Portas de Orduña

Gerente
Pazo de Vilane


A los 25 años y tras una larga estancia en Inglaterra, vuelve al pazo, junto con sus padres, para liderar e impulsar este proyecto desde sus inicios, abordando cualquier tarea que fuese necesaria.

Nuria es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, cuenta con un MBA Executive y ha sido desde su fundación la gerente del proyecto Pazo de Vilane.

Cuidadores de gallinas

Quienes
nos han
seguido

Hoy somos muchos los que hemos seguido a Pazo de Vilane, que proporciona empleo en la España Vaciada. Personas que aportamos por el medio rural e impulsamos la economía local.

Muchas somos mujeres que cuidamos lo que hacemos para darte lo mejor.

Quienes nos han seguido
Quienes nos han seguido
Quienes nos han seguido
Quienes nos han seguido

Tus valores,
nuestros valores

En Pazo de Vilane nos comprometimos desde los inicios a crear una empresa que cumpliese con unos valores acordes con el desarrollo del entorno rural que nos rodea al mismo tiempo que sacaba nuestro carácter emprendedor adelante.

Los principios básicos por los que se mueve nuestro proyecto son:

Recuperación del
patrimonio histórico
y familiar.

Cuidado por la
vida y el bienestar
de los animales.

Viabilidad del proyecto
desde el punto de vista
del territorio.

Apuesta por el
empleo en el
medio rural.

Procesos de trabajo
y producción sostenibles
y de carácter artesanal.

Precursores del campo
y la economía agraria
como proyecto de futuro.

Productos de alta calidad
bajo el paraguas de
una marca propia.

Fomento
de la cultura
y el arte.

Respeto del
entorno y el
medio ambiente.

Galicia,
la inspiración
de nuestra marca

Galicia es una tierra privilegiada. Su clima, con sus inviernos húmedos y veranos suaves, ha dado lugar a un entorno natural único de bosques y carballeiras mágicos, de ríos y arroyos salpicados por molinos de agua que antaño molían el grano. Aquí se escucha el ritmo de la naturaleza y el tiempo regido por ese compás nos inspira y nos acompaña en nuestro quehacer. Son los ingredientes que conducen al mimo por las cosas pequeñas y bien hechas. Esa es la esencia de Galicia y la esencia de nuestra marca.

El carballo, símbolo de nuestro logo y de nuestra comarca. Robusto, fuerte y duradero, el roble recibe de la cultura celta los atributos de símbolo de vida, fuerza, sabiduría, nobleza, familia, lealtad y longevidad. Por todo eso lo sentimos tan identificado con nuestro proyecto, un compromiso con la vida, la naturaleza, el bienestar de los animales y el cuidado de las personas.

 

Nuestra caja de huevos camperos, la innovación en el mercado

La caja de huevos camperos de Pazo de Vilane fue diseñada en 1997 por el diseñador gallego Pepe Barro, un referente del diseño en Galicia. Un envase diferente para un producto diferente que en aquel año consiguió romper la estética monótona de los envases de huevo. Ha recibido varios premios y ha sido presentada en exposiciones de diseño industrial. Recoge la esencia de lo que somos: naturalidad, artesanía, sostenibilidad, el mundo rural y la naturaleza y las cosas hechas como antes, despacio y con cuidado.

Es reciclable y reutilizable, por eso se adapta fielmente a nuestros principios. Su decoración de gallina y gallo punteados tiene la fuerza de lo simbólico y la tosquedad de lo artesano, evocando la liberdad de nuestra forma de producción, frente a la fría perfección de la producción masiva y mecanizada. Es un reflejo de la forma de hacer en Pazo de Vilane, es un reflejo de nuestra forma de vida.

Pepe Barro, creador de la caja de huevo campero Pazo de Vilane
Cajas de huevos camperos Pazo de Vilane

Premios

Ahora eres tú el que
sigue escribiendo esta historia


Pazo de Vilane seguirá cuidando de sus gallinas y manteniéndose fiel a su historia y a sus principios