fbpx

Las explotaciones avícolas

Descubre con Pazo de Vilane los diferentes tipos de explotaciones, la normativa y la importancia del bienestar animal en todas ellas.

Las explotaciones avícolas son lugares para la cría de aves de corral como gallinas, pollos, patos, pavos y gansos. Según el último informe trimestral del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación , en el mes de abril en España hay 1389 explotaciones avícolas. Sin embargo, no todas ellas son iguales. Descubre los diferentes tipos de explotaciones, la normativa y la importancia del bienestar animal en todas ellas.

Normativa sobre explotaciones avícolas

Actualmente las explotaciones avícolas se rigen por el Real Decreto 1084/2005 de Ordenación de la Avicultura de Carne . Sin embargo, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España lleva varios meses trabajando en pos de un nuevo marco legislativo que incluirá una nueva ordenación de explotaciones avícolas, además de la producción de puesta y la producción mixta de carne y huevos, así como implementará condiciones mínimas de funcionamiento que garanticen el bienestar animal.

Explotaciones avícolas en función de sus productos

Una de las formas de clasificar las explotaciones avícolas según el nuevo texto legal en el que se está trabajando es en función del tipo de productos con los que se comercia:

  • Explotación avícola de puesta 
  • Explotación avícola de carne
  • Explotación avícola mixta de carne y huevos
  • Explotación avícola de cría

En la legislación de 2005 no se incluían las explotaciones mixtas y además, las explotaciones de puesta no tenían el mismo peso que las de carne.

Explotaciones avícolas en función de su tamaño

En la nueva normativa, tras varias modificaciones, está previsto que se incluyan las microexplotaciones y la explotaciones de autoconsumo para abarcar la realidad actual del sector:

  • Explotaciones de autoconsumo: (sin comercialización) de hasta 25 gallinas en el caso de puesta o 50 pollos de carne
  • Microexplotaciones: explotaciones pequeñas de hasta 150 gallinas
  • Explotación reducida: explotaciones avícolas de hasta 11.000 gallinas o 18.000 pollos
  • Resto de explotaciones avícolas: Más de 11.000 gallinas o más de 18.000 pollos.

Explotaciones avícolas en función del método de cría

Por último, y siguiendo con el borrador de la nueva ordenación de explotación avícola podemos ver que también existe una clasificación en función de los diferentes sistemas de cría. En el caso de las explotaciones de puesta sería:

  • Explotación ecológica – Las gallinas consumen pienso procedente de agricultura ecológica y se encuentran en espacios al aire libre donde pueden picotear hierbas o insectos.
  • Explotación campera – Es el caso de las gallinas de Pazo de Vilane. Son gallinas criadas en libertad donde tienen acceso a pastos frescos.
  • Explotación en suelo – Son gallinas criadas en el suelo dentro de una nave. Se alimentan de pienso.
  • Explotación en jaula – Estas gallinas se encuentran enjauladas dentro de una nave

En informe de abril de 2020 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre gallinas de puesta se informa de que el 77% de las explotaciones avícolas en España mantienen un sistema de cría en jaula, un 13% del censo total de explotaciones se realiza en suelo, un 1% son ecológicas y solamente un 9% del número total de explotaciones avícolas se corresponden con gallinas camperas.

El bienestar animal en explotaciones avícolas

Como acabamos de ver, todavía existe un gran número de explotaciones que se rigen por la productividad en lugar de centrarse en el bienestar de las gallinas. En Pazo de Vilane llevamos desde 1992 diciendo que “no fabricamos huevos, cuidamos gallinas”. Por eso, nuestro modelo de cría garantiza unas condiciones de libertad para ellas y antepone sus necesidades a cualquier eventualidad. Además, este modelo se ve reflejado en la calidad y el sabor de nuestros huevos.

La nueva normativa traerá consigo condiciones mínimas de funcionamiento que garanticen el bienestar animal de aquellas explotaciones en las que todavía no está implementado. Algunas de ellas son: 

  • Vallado independiente o conjunto
  • Suministro de agua reflejado en el SIGE (el Sistema Integral de Explotaciones de Ganado que también debe recoger el veterinario que está asociado a la explotación, el plan de bioseguridad, el plan sanitario de enfermedades de declaración obligatoria y el plan de uso racional de antibióticos)
  • Profesionalizar al avicultor
  • Fijar un techo de emisiones dado que el sector avícola es el responsable del 18% de las emisiones de amoníaco
  • Actualizar el censo de gallinas y unificar el sistema de registro
  • Ubicación y separación sanitaria entre explotaciones.

Esta última medida es una de las que más comentarios ha suscitado y de hecho, todavía se encuentra en revisión. La idea es establecer la distancia que debe haber entre explotaciones avícolas o con respecto a otras instalaciones que puedan representar cierto riesgo higiénico-sanitario para evitar la transmisión de enfermedades y proteger a las aves. En principio se ha designado 500 metros de separación entre explotaciones ya existentes (1000 metros en el caso de explotaciones de cría y 2000 en el caso de selección y multiplicación).

Este 2020 es un año clave para las explotaciones avícolas. Con un Real Decreto en marcha con varias medidas que apoyan el bienestar animal y la bioseguridad, el sector avanza hacia la integración de medidas de protección de las aves. En Pazo de Vilane estamos a favor de cuidar y proteger a las gallinas, así como lograr que cada vez gocen de mayor libertad y mejores condiciones de crianza.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies