¿Qué tipos de arándanos existen?

 

Los arándanos han ganado reconocimiento con el paso de los años. Se trata de un tipo de fruto del bosque que es de lo más saludable que podemos encontrar en la naturaleza. Son una especie de bayas redonditas, que pueden ser o bien azules o bien rojas, y que tienen un sabor muy característico, dulce pero con un toque ácido hacia el final, lo que despierta los sentidos de nuestro paladar. En Pazo de Vilane lo sabemos bien y por eso llevamos varios años cultivándolos en nuestras tierras y elaborando mermelada con ellos.

Hay diferentes tipos de arándanos pero todos ellos mantienen las propiedades que le han dado su fama como superalimento. Cada uno de estos mini frutos cuenta con alto contenido en vitaminas y antioxidantes además de ser buenos para el corazón y para las enfermedades de carácter degenerativo. También se ha usado tradicionalmente para combatir las infecciones de orina con gratos resultados. 

Tipos de arándanos

Existen dos tipos principales de arándanos: los arándanos azules y los arándanos rojos. Ambos proceden de arbustos que pertenecen a la familia botánica de las Ericáceas. Dentro de cada uno se pueden distinguir varias razas en función de su época de maduración, así tenemos:

  • Variedades de maduración temprana: como Earliblue, Bluetta o Legacy.
  • Variedades de estación media: como Bluecrop, Ozarkblue o Liberty.
  • Variedades de maduración tardía: Aurora, Powderblue, Elliott o Ochlockonee.

Arándanos azules

Los arándanos azules o negros son los más comunes en Europa. Se le conoce también como blueberry. Proceden de América del Norte aunque ya llevan casi un siglo por el continente europeo. De hecho, son Canadá y Estados Unidos los mayores productores de este tipo de arándanos que se ha asentado muy bien en España. Y, como no, en Pazo de Vilane, donde los cultivamos con mucho esmero. Mientras los frutos rojos tienen piel más luminosa, estos se caracterizan por la capa blanquecina que los cubre.

El color tan característico de los arándanos azules es una señal de su elevado poder antioxidante. De hecho, dicen que es perfecto para beneficiar nuestra visión y nuestra memoria y que contiene altos cantidades de vitamina C. También es bueno para la circulación sanguínea y para ayudar a controlar la cantidad de azúcar en sangre, ya que su aportación en este campo es mínima.

Arándanos rojos

La variedad de arándano rojo es conocida también con el nombre de cranberry. Comparte características de forma con su hermanos azules pero en este caso suelen ser un poco más grandes de tamaño y presentan una piel muy brillante. Además, el sabor es más agrio. Esto los ha convertido en un fruto muy buscado por los cocineros para usarlos como guarnición para diferentes carnes y pescados.

Entre sus numerosas propiedades podemos destacar que son especialmente buenos para las infecciones, sobre todo, contra las de orina. Pero también actúan contra bacterias como la Helicobacter Pylori que afecta al sistema digestivo. Además, ayuda a prevenir úlceras y a combatir la caries dental. Sin olvidarnos que gracias al ácido fenólico y a los polifenoles, es de los alimentos más antioxidantes.

Mermelada de arándanos de Pazo

Después de conocer los distintos tipos de arándanos que existen y escuchar tantas bondades sobre ellos, seguro que te has quedado con ganas de comer arándanos, ¿verdad? Pues una buena forma de hacerlo es con las mermeladas que elaboramos de forma artesanal en Pazo de Vilane.

Nuestra mermelada extra de arándanos se elabora con un 70% de fruta porque nos encanta el sabor de lo natural en toda su esencia. La textura final del producto hace que además de tomarla sola, sea perfecta para acompañar con paté, queso o foie. Y si tienes curiosidad, te invitamos a probar también las mermeladas de frambuesas y de tomate agridulce , ¡te sorprenderán!