Recetas para celebrar el Día Mundial de la Croqueta

Por el Día Mundial de la Croqueta Pazo de Vilane te trae las mejores recetas para elaborar este manjar que siempre funciona y gusta a todos.

 

Por el Día Mundial de la Croqueta Pazo de Vilane te trae las mejores recetas para elaborar este manjar que siempre funciona y gusta a todos.

 

Un manjar para muchos y un gran acompañante de nuestras comida, la croqueta tiene su propio día y es el 16 de enero. Una deliciosa masa hecha a base de bechamel, huevo y pan rallado que admite una multitud de ingredientes, sabores y se puede comer de muchas formas, frío o caliente. Sin duda un plato que salva cualquier velada y comida. 

 

El origen de la croqueta viene de Francia, su nombre proviene de la onomatopeya “croquer”, que significar crujir y el primer dato que se refleja sobre este plato es en 1817, de manos de Antonin Carêne, cocinero de Luis XIV. Decidió presentar un plato de croquetas que lo llamó Croquettes à la royale en un banquete para el Príncipe de Inglaterra y el Gran Duque Nicolás de Rusia. Muchos sabéis hacer este manjar y aunque, no tenga mucha ciencia por ser una receta sencilla, en Pazo de Vilane queremos celebrar este día con cuatro deliciosas propuestas en las que el huevo campero es su ingrediente estrella

Antes de empezar

Comenzamos con un truco de Pazo de Vilane. ¿Sabías que nuestras abuelas le echaban huevo campero cocido a las croquetas en pedacitos? Puedes añadirlo con casi todas las combinaciones de croquetas para darle un toque muy especial y que sorprenderá a los tuyos. Te dejamos los consejos para cocer un huevo perfectamente por si tienes dudas.

 

Seguimos por la bechamel, la parte estrella de la croqueta. Para no estar repitiendo en cada receta cómo se hace, comenzaremos por explicar qué necesitas y cómo hacer la bechamel perfecta. 

 

¿Qué necesitas?

 

  • 100 gr. harina
  • Mantequilla
  • 800 ml. leche 
  • Sal al gusto

En una cazuela a fuego medio echamos mantequilla hasta que se funda. Después agregamos la harina y removemos hasta conseguir una crema con color amarillento. Se va a ir haciendo poco a poco, así que no pararemos de remover durante un minuto. A continuación añadimos la leche, poco a poco, que debe estar a temperatura ambiente. Añadimos sal y seguimos removiendo hasta conseguir la textura de la bechamel.

Croquetas de chipirones

Una receta de rechupete que puede darle un toque gourmet a tus comidas y veladas. Prueba esta receta acompañada de una salsa ali oli para darle un toque más sabroso a la receta y garantizar el éxito.

 

¿Qué necesitas?

  • 300 gr. chipirones
  • ½ Cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 2 sobres de tintas de calamar 
  • Harina
  • 2 huevos camperos 
  • Pan rallado para rebozar

 

  1. Picamos la cebolla y el pimiento en trozos muy pequeños y lo pochamos en una sartén con aceite. Cuando esté, añadimos los chipirones y los doramos.

 

  1. Cuando estés realizando la bechamel añadimos las tintas de calamar después de remover la leche y seguimos removiendo. Seguimos añadiendo los chipirones, aprovechando el calor de la masa. Lo retiramos en una fuente y cubrimos con papel film, que toque la bechamel para no se forma costra y dejamos que se enfríe, sobre unas 5 horas. 

 

  1. Damos forma a las croquetas y las pasamos por harina, huevo y pan rallado. Finalmente, freímos en abundante aceite y lo servimos listas para comer.

 

Croquetas de jamón

Un plato clásico en todos los hogares, favorito de los más pequeños. Seguramente sean las croquetas que más se comen y por eso no puede faltar en este recopilatorio de recetas. 

¿Qué necesitas?

 

  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr. de taquitos de jamón serrano
  • Nuez moscada
  • Pimienta
  • Harina
  • 2 huevos camperos 
  • Pan rallado para rebozar

 

  1. Picamos la cebolla y el ajo muy fino y lo pochamos a fuego bajo. Añadimos el jamón y lo doramos.

 

  1. Cuando estés haciendo la bechamel hazlo sobre esta mezcla. Al final añadimos sal, nuez moscada y pimienta al gusto. Lo retiramos en una fuente y cubrimos con papel film, que toque la bechamel para no se forma costra y dejamos que se enfríe. 

 

  1. Cuando esté frío, moldeamos las croquetas, rebozamos, freímos y listo para disfrutarlas.

 

Croquetas de espinacas y queso de cabra

Un plato original y distinto, con ingredientes que combinan entre sí. Una explosión de sabor ideal para servir en cualquier comida para acompañar o como plato principal.

¿Qué necesitas?

  • 300 gr. de espinacas
  • 200 gr. de rulo de queso de cabra
  • ½ cebolla
  • Pimienta
  • Harina
  • 2 huevos camperos 
  • Pan rallado para rebozar

 

  1. Picamos la cebolla en trozos pequeños y lo sofreímos. Añadimos las espinacas y salpimentamos todo. Lo dejamos a fuego medio durante 3 o 4 minutos. 

 

  1. Cuando estemos haciendo la bechamel añadimos el queso de cabra troceado junto con la cebolla y la espinacas pochadas. Lo retiramos en una fuente y cubrimos con papel film y dejamos que baje de temperatura.

 

  1. Damos forma a las croquetas y las pasamos por la harina, los huevos camperos batidos y el pan rallado. Las freímos a fuego medio-bajo y estarán listas para servir. 

 

Croquetas de champiñones

Tus invitados se quedarán con cara de asombro con esta receta. Ideal para vegetarianos y para los más pequeños y que hará que todos los invitados pregunten cómo las has preparado. En esta receta, no hace falta bechamel.

 

¿Qué necesitas?

 

  • 300 gr. de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas cocidas
  • 1 manojo de perejil 
  • Pimienta
  • Harina
  • 1 huevo campero

 

  1. Limpiamos los champiñones y cortamos la parte final del pie. Vamos a reservar dos para decorar al final, el resto los cortamos en pequeños trozos. Mientras hervimos las patatas en agua. Salteamos los champiñones con un diente de ajo y una pizca de perejil

 

  1. En un tazón machacamos las patatas ya cocidas y agregamos los champiñones y un huevo campero batido. Lo mezclamos bien y con las manos le damos forma a las croquetas.

 

  1. Las pasamos por harina y las freímos. Mientras cortamos en rodajas los champiñones que dejamos apartadas y las freímos un poco en la sartén. Finalmente, lo servimos con las croquetas como guarnición

 

Sin duda las croquetas son un aperitivo que siempre gusta y es genial para fiestas y eventos, un recurso para salvarte cualquier comida. Combínalas de todas las formas y sigue experimentando creando a tu gusto dándole un toque más sabroso con nuestros huevos camperos de Pazo de Vilane. Consíguelos en las principales tiendas y enséñanos tus creaciones. Mientras, te dejamos más recetas con huevo para que sigas experimentando en tu cocina.