fbpx

Pazo de Vilane se va de festival

El pasado fin de semana se celebró el Festival Ribeira Sacra y los huevos de Pazo de Vilane estuvieron presentes en la que ya es una de las citas más importantes del calendario festivo gallego.

El Festival Ribeira Sacra ha vuelto un año más a llenar de vida la Galicia interior. Y este año Pazo de Vilane ha estado presente en este importante evento que mezcla música, gastronomía y patrimonio. Los huevos camperos de Pazo de Vilane fueron actores principales en esta tercera edición del Festival Ribeira Sacra, dos proyectos sostenibles que apuestan por el cuidado del medio ambiente, fomentar la gastronomía de calidad y la cultura en el entorno rural

La bodega Regina Viarum sirvió de escenario al acto principal de la jornada del viernes en la que Pazo de Vilane estuvo presente a través de un showcooking en el que el huevo campero fue el protagonista. El encargado de la elaboración de esta tapa, en total consonancia con el concepto gastronómico de calidad, sostenibilidad y local, ha sido Carlos J. González. Se trata del jefe de cocina y responsable de Merenzao Restaurante – Vinoteca, situada en Doade, en plena Ribeira Sacra, y que este año ha sido nominado al prestigioso galardón Premio Cociñeiro 2019 que otorga el Fórum Gastronómico A Coruña

El cocinero y su equipo fueron los encargados de elaborar las más de 900 tapas que se ofrecieron gratuitamente en las bodegas Regina Viarum el viernes 19 de julio. La tapa consistía en una base de champiñón Portobello sobre la que se colocaba una crema realizada con la yema de huevo campero pasteurizada, proceso que permite mantener el especial sabor del huevo Pazo de Vilane al tiempo que se garantiza la conservación. 

Remataba la presentación con una espuma desde sifón de la clara de huevo aderezada con un toque de trufa negra. El objetivo de esta deliciosa y vistosa tapa era presentar en esencia el huevo intensificando sus propiedades y sabor. Esta actividad se incluía dentro de la parte gastronómica del festival que, junto con el vino, la música y el patrimonio de la Ribeira Sacra, son los puntos fundamentales que mueven este evento.

El sol fue otro de los asistentes que no se quiso perder el evento. La gente llegaba entusiasmada a la bodega, un escenario de ensueño con unas vistas únicas, y recibía encantada la invitación a degustar la tapa gratuita de los huevos camperos. Además, fueron obsequiados con bolsas de tela de Pazo de Vilane para todos los asistentes, una forma de dar más presencia a nuestra marca. Tras el momento gastronómico se pudo disfrutar de un directo espectacular al lado de los viñedos. El “autor que canta” Enric Montefusco interpretó sus mejores temas en un potente directo que consiguió enganchar a todos los asistentes.

Tras el concierto, los fuegos artificiales pusieron el toque de luz a una noche que siguió con la música de un dj para los asistentes más animados. Un Festival Ribeira Sacra que ha sabido dinamizar la zona y en el que Pazo de Vilane ha querido colaborar dentro de las sinergías que unen a ambas marcas como dinamizadoras del interior.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies