fbpx

Leyendas sobre el Castro de Amarante de Antas de Ulla

La tradición popular gallega es muy rica en leyendas, que normalmente se transmitieron oralmente de generación en generación y constituyen un buen reflejo de las costumbres y supersticiones del mundo rural gallego. Aquí, en Antas de Ulla, es muy popular la leyenda del Castro de Amarante.

En este lugar está situada la fortaleza medieval de Castro de Amarante, construida en el siglo XIII sobre un poblado castreño, que fue derribado y construido en varias ocasiones, y sobre el que también existe otra leyenda que ya os contamos sobre un pasadizo que comunica esta construcción con el Monte Farelo.

Cuenta esta leyenda que bajo la iglesia del Castro de Amarante, construida sobre un poblado castreño, en tiempos de los moros había tres minas: una de oro, otra de plata, y una tercera de alquitrán. Si algún día alguien las descubría y las quería extraer, podría ocurrir una gran desgracia, pues mientras que estuviese la de oro y debajo la de plata todo bien, pero en el caso de que la de alquitrán quedase encima o en medio al extraer alguna de las otras dos, prendería un fuego que calcinaría la iglesia y sus alrededores, incluido el pueblo.

Además, también se cuenta que en este lugar habitaban unas meigas protectoras del amor sincero, que castigaban de formas muy diversas a aquellos chicos que querían engañar a alguna chica.

 

Muy cerca de esta fortaleza también se encuentra el Balneario de Frádegas, otro lugar con una gran historia. Dos paradas obligatorias en vuestra ruta si algún día os acercáis a visitarnos.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies