fbpx

La caja más dulce para la noche más tenebrosa del año

La caja de huevo campero Pazo de Vilane es ideal para almacenar dulces, magdalenas, cupcakes o frutos secos.

Se acerca la noche de Halloween, una celebración que tiene su origen en Samhain, la fiesta de fin de verano de origen celta y que en la actualidad, se sigue realizando en muchos sitios de Galicia.

Para los que soléis tener preparada una caja de dulces por si los más pequeños os llaman a la puerta, hoy  presentamos algunas ideas recibidas en la 4ª edición de 1 idea, 1 árbol.

Marisol explica que si se quiere tener una caja de chuches más colorida, se la puede forrar con papel. Clarisa sugiere guardar magdalenas, pastelitos o cupcakes y si son son pequeñas se puede aprovechar la caja como bandeja.

“Le llevé una docena de huevos a mi tía Asun para que hiciera alguno de sus dulces y este es el resultado. Mi tía me dijo que los huevos eran tan buenos que se aprovechaba hasta la caja”, ha recordado María.

La 4ª edición de 1 idea, 1 árbol se completará durante el próximo invierno con la plantación de  árboles. Podéis consultar las ideas de reutilización de la caja de huevos camperos recibidas en 2014, 2015 , 2016 y las que vayamos compartiendo durante 2017.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies