fbpx

¿Cómo hacer mermelada casera?

¿Quieres saber cómo elaborar una deliciosa mermelada casera? Te descubrimos todos los secretos para que hagas tu propia mermelada.

Hacer mermeladas es una buena forma de conservar las frutas de temporada en cualquier época del año. Apetecible y sencilla de hacer, es una deliciosa acompañante de nuestras comidas y postres. Hoy os vamos a enseñar cómo hacer la mermelada casera perfecta y que sean casi, casi, igual de sabrosas que las mermeladas artesanales de Pazo de Vilane.

Gracias a la variedad de frutas que encontramos en España, podemos crear mermeladas caseras con infinidad de sabores, por ejemplo, las que creamos en Pazo de Vilane: frambuesa, arándanos y tomate. También las puedes hacer con higos, manzanas, peras e, incluso, con verduras como la zanahoria o pimiento. La creatividad está al gusto del consumidor.

El truco principal para hacer la mermelada perfecta es el equilibrio en lo que respecta a sus proporciones. También es muy importante la conservación; no se trata de preparar una mermelada y olvidarse de ella. Como todo el mundo sabe los ingredientes principales de toda mermelada y de la confitura son la fruta y el azúcar. La calidad de la fruta elegida es un factor importante, así como que añadas más de un 65 por ciento de fruta y un 35 por ciento de azúcar.

Dependiendo del tipo de fruta que escojas para realizar la mermelada, será necesario añadir pectina externa, así que unas gotas de zumo de limón serán nuestro mejor aliado en la fabricación de las mermeladas caseras.

Pasos para hacer una mermelada casera

Las piezas de fruta deben estar en su punto, para que aporten parte de su dulzor natural. Por eso, las frutas demasiado verdes o muy maduras no son la mejor opción. Esta última debido a su cantidad de pectina, dando como resultado mermeladas espesas y difíciles de usar.

A continuación os contamos cuáles son los pasos para hacer una mermelada casera:

  • Primero, lava bien la fruta, retira la piel y el tallo de la fruta o verdura que vayas a usar. Colocalas en un recipiente con azúcar, tápalo y mételo en la nevera durante una hora. Eso hará que el azúcar se impregne del jugo de la fruta. 
  • Después de una hora, remueve los ingredientes lo mejor posible y deja el recipiente en la nevera un día entero.
  • Al día siguiente, vierta la mezcla en otro recipiente con zumo de limón (con uno debería bastar). Pon a hervir, baja el fuego y manténgalo así durante los minutos de cocción correspondiente a la fruta o verdura. Sabrás que se está cociendo bien cuando el volumen de mezcla se reduce lentamente. 
  • Pasa la batidora a velocidad baja, vuelve a hervir la mezcla y retire la espuma que se acumulará en la parte superior. Para saber si está a punto la mermelada, cógela con una cuchara. Si se queda pegada en el dorso de la cuchara y casi no gotea, está lista para retirarla del fuego.
  • Mientras reposa la mezcla, coja los botes de cristal que vaya a usar y esterilízalos con agua hirviendo durante cinco minutos. Si lo que tienes son tarros con gomas, deben ser nuevas y secarlas bien antes de esterilizarlas. 
  • Mete la mermelada en los botes de cristal, ciérralos y ponlos boca abajo para que el calor los selle. 
  • Etiqueta cada bote con la fecha de envasado. Antes de abrirlo, tienes que guardarlo en el frigorífico para que conserve todas su propiedades.

Un truco para sellar mejor los botes de mermelada es introducirlo, cubierto con un paño, en agua caliente durante unos minutos. Así la mermelada adquiere consistencia y asegura que el recipiente esté completamente limpio antes de guardarlo en un lugar fresco y seco.

Aprovecha y disfruta de tu fruta todo el año haciendo mermelada casera. Además de que es una fuente de fibra y nutrientes, la mermelada ayuda a mantener un correcto funcionamiento del sistema digestivo y tránsito intestinal. 

Mermeladas artesanales de Pazo de Vilane

Nuestras mermeladas están elaboradas artesanalmente, unicamente con fruta entera procedente de las fincas de Pazo de Vilane y que se recolectan en el punto justo de maduración que le proporciona el sol. Como la mermelada de frambuesa que contienen un 70 por ciento de fruta y es perfecta para tostadas y quesos, o la de arándanos que también tiene un 70 por ciento de fruta y tiene una textura ideal para tomar con paté. 

Ahora que se acerca el final del verano puedes recolectar frutas como higos, manzanas, peras o moras y preparar tu mermelada para todo el invierno. Aunque si al saber cómo se realizan, te sigue pareciendo tedioso hacerlas, Pazo de Vilane tiene las mermeladas ideales para tus desayunos, meriendas y postres. Consigue la tuya en nuestros puntos de venta.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies