fbpx

Las gallinas de Pazo de Vilane disfrutan durante todo el año de pastos frescos y tiernos gracias al clima de Galicia

En Pazo de Vilane no fabricamos huevos, cuidamos gallinas.

El huevo es un alimento que no falta en nuestras listas de la compra y despensas. Es imprescindible en nuestra dieta por su gran contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Pero no todos los huevos son iguales, depende del tipo de cría de las gallinas. Poco a poco la gente está más concienciada con el consumo responsable. Por eso, ahora se elige consumir productos de calidad y respetuosos con el bienestar animal y el medio ambiente. Unos de esos productos son los huevos camperos. Huevos que ponen las gallinas que pastan en libertad.

Gallinas en libertad de Pazo Vilane

Las gallinas de Pazo de Vilane pueden interactuar con el entorno y desarrollar sus instintos. Nuestra mayor preocupación: que tengan una vida saludable y sin estrés.

Las gallinas disfrutan durante todo el año de pastos frescos y tiernos gracias al clima de Galicia, con lluvias y temperaturas suaves. Se trata de una característica fundamental de los huevos camperos de Pazo de Vilane, ya que las gallinas incorporan nutrientes en su alimentación que llegan al huevo. Este método de trabajo unido a nuestra filosofía y la vida en un entorno privilegiado como es Galicia, permite ofrecer huevos camperos de la máxima calidad en aportes nutricionales y sabor.

Huevos camperos

El producto principal de Pazo Vilane es el huevo de gallinas en libertad. Se venden en las principales cadenas de distribución y está dentro de la categoría de huevos camperos. En Vilane, las gallinas tienen una alimentación rica en cereales de calidad. La ingesta de hierbas que comen en sus paseos aporta a las gallinas nutrientes, fibras y aminoácidos que incorporan al huevo que ponen. 

Es por eso el continuo recordatorio de la importancia que tiene el cuidado de las gallinas y que vivan en libertad. Se trata del valor diferencial de Pazo de Vilane: huevos camperos fruto de la calidad de sus cereales, ambiente de gallinero, limpieza de ponedores, cuidado del entorno y, sobre todo, por la salud y bienestar de las gallinas.

El resultado: un huevo de color marrón tenue, moreno y uniforme con mayor consistencia, aroma intenso y un sabor característico. Su excelencia no solo viene de su alimentación, también es el resultado de una atención esmerada por cada una de las personas que formamos parte de Pazo de Vilane.

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies