Tartar de ternera con yema de Pazo de Vilane y polvo de maíz y torrezno

Una receta facilísima y muy sofisticada, con un contraste increíble de texturas y sabores. ¡Y solo tardarás 10 minutos en prepararlo!

10 minutos 4 comensales

Este tartar de ternera con yema de Pazo de Vilane es perfecto para agasajar invitados o como segundo plato de domingos perezosos. ¡Tardarás minutos en prepararlo y quedarás como un@ auténtic@ chef. 

En Pazo de Vilane la hemos preparado con ternera rubia gallega, pero puedes emplear cualquiera de las riquísimas carnes que se dan en el resto de España: con solomillo, si te gusta la versión clásica, o con entrecot, si prefieres que tenga algo de grasa entreverada. 

Tip de Pazo de Vilane: Si quieres ahorrar aún más tiempo, pide al carnicero que te la pique. 

Truco Pazo de Vilane: Como toque final, haz un círculo alrededor del tartar con la salsa de yema que habías reservado.

Ingredientes

  • 500 gr. de ternera rubia gallega (solomillo o entrecot).
  • 1 huevo campero de Pazo de Vilane
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Unas gotas de tabasco
  • Un chorrito de salsa Perrins o Worcestershire
  • 70 gr. de algún encurtido: piparras, pepinillo, cebolleta, alcaparras, cebollinos.
  • 50 gr de kikos de maíz
  • 50 gr de torreznos
  • Un bote pequeño de huevas de salmón, trucha…

Elaboración

  1. Toma un trozo de solomillo o entrecot de ternera y pícalo finamente con un cuchillo afilado. Reserva aparte.
  2. Separa la yema de la clara de un huevo campero Pazo de Vilane y vierte la primera en un bol. Con un hilito de buen aceite de oliva virgen extra bate y ve emulsionando. Ayúdate de unas varillas.
  3. Cuando esté homogéneo, añade tabasco y Salsa Perrins o Worcestershire. Reserva un poquito de esta salsa para más tarde adornar el plato.
  4. Pica muy finito algún encurtido. Nosotros hemos empleado piparras, pero si no tienes a mano puedes usar pepinillo, cebolleta, alcaparras, cebollino… ¡A tu gusto!
  5. Machaca en un mortero un puñado de kikos y algunos torreznos, hasta que consigas un polvo más o menos homogéneo.
  6. Incorpora todo lo anterior a la carne: primero la salsa de yema y los aliños, luego los encurtidos y por último el polvo de maíz y torrezno.
  7. Para emplatar usa un aro. Por encima coloca una mezcla de encurtidos y algunas huevas de trucha o de salmón si tienes a mano; su fuerte color y especial brillo darán viveza al plato.