Sopa de cebolla con huevo campero

Te traemos una receta calentita para estos días de frío y lluviosos: una apetitosa sopa de cebolla acompañada de unos fabulosos huevos camperos.

25 minutos 4 comensales

¡Cómo apetece una sopa calentita cuando los días empiezan a ser fríos y lluviosos! 

Las abuelas gallegas (que siempre fueron muy sabias) en cuanto el otoño llamaba a la puerta solían aprovechar dos o tres ingredientes sencillos que tenían por casa –unas verduras, unos huesos de ternera o jamón, unos huevos…- para cocinar una sopa de cebolla con huevo campero buenísima, que lo mismo servía de primer plato en la comida que como plato único en la cena

 

Y es que, cuando las temperaturas bajan, no hay nada como una sopa de cebolla, como esta que te traemos, para “entonar” el cuerpo. Es sencillísima y rápida de hacer, pero muy nutritiva y, sobre todo, riquísima

 

El único secreto es emplear buenos ingredientes: unas cebollas bien frescas, un pan de pueblo artesano, cocido en horno de leña –en Pazo de Vilane usamos el gallego, concretamente el famoso pan de Antas de Ulla, pero en toda España puedes encontrar panes excelentes- y un caldiño de pollo o de verduras casero, con tu receta habitual. 

 

Por supuesto, no podemos dejar de recomendarte unos buenos huevos camperos, como los de nuestro Pazo. Ya sabes, que sean de gallinas bien hermosas, criadas en libertad, de las que pastan a diario en prados verdes gallegos. Con unos huevos así, ¿te imaginas la sopa de cebolla que te va a salir?

 

Sopa de cebolla con huevo

Tres truquiños para hacer la mejor sopa de cebolla del mundo

  • Si a tus niños no les gusta encontrarse los trozos de cebolla en la sopa, pásala por la batidora una vez termine de pocharse. El caldo quedará más denso, pero con un sabor riquísimo.
  • Puedes usar dos tipos de quesos para que te quede todavía más deliciosa. Uno que funda bien –tipo Cheddar, Gruyère o Emmental- y otro más curado, por ejemplo, un parmesano. 
  • Tuesta el pan justo antes de meterlo en el horno. De este modo tendrá ese toque crujiente delicioso y aportará textura y sabor al plato. 

Ingredientes

  • 30 g aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas cortadas en juliana
  • 4 rebanadas tostadas de pan casero o de pueblo
  • 4 huevos
  • 1 litro de caldo de verduras o de pollo (mejor si es casero)
  • Queso rallado
  • Sal

Elaboración

  1. En una sartén con un poco de aceite, pocha la cebolla en juliana (a fuego lento) y una pizca de sal, hasta que quede transparente.
  2. Mientras, pon a hervir el caldo de verduras o pollo y enciende el horno a 180º.
  3. Una vez hecha la cebolla, repártela en cazuelitas de barro individuales, bien escurrida, en forma de círculo.
  4. Ahora, justo en el centro, casca un huevo en cada cazuela.
  5. Cubre el plato con rebanadas de pan tostado y vierte encima el caldo muy caliente.
  6. Espolvorea con queso rallado y gratina en el horno durante 5-10 minutos.
  7. Saca del horno y sirve de inmediato.
Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Mantente informado de todo lo que pasa en Pazo de Vilane y disfruta de nuestras actividades, sorteos, premios...
Información básica 1ª CAPA sobre Protección de Datos: Responsable: Pazo de Vilane | Finalidad: Contestar a las solicitudes de información del interesado, establecimiento o mantenimiento de Relaciones Comerciales y posiblemente para el envío de publicidad Finalidad: Contestar a las solicitudes de información del interesado, establecimiento o mantenimiento de Relaciones Comerciales y posiblemente para el envío de publicidad. | Legitimación: Consentimiento del interesado e interés legítimo en el desarrollo de la relación comercial | Destinatarios: No se cede la información | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad | Información adicional: Política de privacidad