Huevos a la marinera

25 minutos 6 comensales

¿Un plato para días de fiesta, que cunda, original y barato? Huevos a la marinera. Es una receta que se sale de lo común, que te servirá como segundo contundente, y con un sabor extraordinario.

Los huevos a la marinera encarnan el matrimonio perfecto entre tierra y mar (en nuestro caso, entre los pastos gallegos y el Atlántico y el Cantábrico): los fresquísimos huevos camperos de Pazo de Vilane y los marisquiños más ricos (además de baratitos y apañados): mejillones, berberechos y gambones.

Estos últimos no suelen subir mucho de precio en Navidad (especialmente los congelados) y te dan ese toque de día especial. 

Prepara la lista de la compra, que te contamos en dos minutos cómo preparar este plato único.

Huevos a la marinera, receta navideña elaborada con huevos camperos de Pazo de Vilane

Nuestros secretos para unos huevos a la marinera de restaurante Michelin

Que los huevos son un comodín que solucionan cualquier apuro lo sabe hasta el cocinillas más bisoño. Y que los huevos duros o cocidos admiten mil y una combinaciones (inesperadas y sorprendentes) es de Primero de Cocina Básica. :) Por eso nuestra clase especial de hoy va de huevos a la marinera, un plato con salsa y salero. Porque estos huevos son ricos, nutritivos y muy, muy lucidos.
  • La clave de este plato es tan sencilla como usar un material de primera. Más fresco, imposible. Los huevos deben ser camperos, por supuesto, además de gallegos y puestos por gallinas que viven en libertad, en nuestro Pazo (¿se te ocurre algo más natural?).
  • El marisco, que sea recién cogido. Si quieres ahorrar algo, puedes recurrir a gambón congelado, pero el berberecho y el mejillón deben ser recientitos y oler a mar.
  • Deja reposar en abundante agua salada los berberechos, para que suelten bien la arena (de lo contrario, te arruinará el plato).
  • El perejil puede ser seco, pero mejorarás el plato notablemente si es fresco y recién picado.
   

Ingredientes

  • 8 huevos camperos Pazo de Vilane
  • 1 kg de mejillones
  • 1 kg de berberechos
  • 1/4 kg de gambones
  • 10 cl de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 50 gr. de mantequilla
  • 10 cl de nata líquida
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Cuece unos huevos de Pazo de Vilane (de 8 a 10 minutos desde que arranca el hervor). Déjalos enfriar y pélalos.
  2. Abre los mejillones en una cazuela con un poco de agua en el fondo, a fuego medio y tapándolos. Reserva el caldo, pero antes cuélalo muy bien.
  3. Abre a continuación los berberechos en otra cazuela y reserva asimismo un poquito de caldo colado.
  4. En esa misma cacerola, sofríe la cebolla en mantequilla derretida y un chorro de aceite de oliva. Añade el vino y deja reducir, para que se evapore el alcohol.
  5. Incorpora el caldo de los mejillones y berberechos, y vuelve a reducir durante unos minutos.
  6. Marca las gambas aparte, en una sartén. Cuando estén listas, añádelas a la cazuela con el caldo y echa la nata.
  7. Añade los berberechos y los mejillones. Tapa y guisa a fuego medio unos 7-10 minutos.
  8. Presentación: coloca los huevos partidos en mitades alrededor de la fuente, el marisco en el centro y sirve la salsa por encima. Puedes sacar algunos berberechos y mejillones de sus cáscaras (o no te cabrán todos). Por último, espolvorea con perejil recién picado.