Filloas gallegas

Mmmm ¡filloas! Uno de los postres más tradicionales que se hacen en Galicia. Hay quien las compara con las crepes pero son aún mejores.

30 minutos 6 comensales

Las filloas son uno de los postres más tradicionales de Galicia. Se consumen especialmente en época de Carnaval pero la sencillez para hacerlas y su parecido con los crepes ha conseguido que se hagan durante todo el año. En Pazo de Vilane te traemos la receta tradicional que ha pasado de generación en generación.Ten en cuenta que la primera filloa suele no salir bien nunca, hasta que la sartén toma la temperatura adecuada. No te preocupes, es el momento ideal para que pruebes el sabor con esa filloa gallega un poco más fea pero igual de rica.

Recetfilloas gallegas pazo

Ingredientes

  • 4 huevos Pazo de Vilane a temperatura ambiente
  • 750 ml de leche entera
  • 100 gr de harina blanca de trigo para repostería
  • Una pizca de sal marina fina
  • 75 gr de tocino blanco curado (no ahumado) o mantequilla para engrasar

Elaboración

  1. Ponemos los huevos en el cuenco con la leche y la sal. Batimos a mano con varillas o con brazo eléctrico sin levantar espuma y añadiendo la harina poco a poco; la masa obtenida debe tener consistencia bastante líquida. Dejar reposar 15 minutos en la nevera.
  2. Calentamos la sartén a fuego medio-bajo y engrasamos rápida y ligeramente, pasando el taco de tocino pinchado en un tenedor o el taco de mantequilla. Añadimos de golpe un chorro de masa en el centro y movemos la sartén para repartirla uniformemente.
  3. Retiramos rápidamente la masa sobrante volcando la sartén lateralmente sobre el cuenco de masa (retirar con una cuchara la masa pegada en el borde). Dejar a fuego bajo hasta que se cuaje sola la filloa sin que tome apenas color.
  4. Cuando comiencen a despegarse los bordes de las paredes, retiramos con los dedos de ambas manos y ponemos sobre un plato. Repetir la operación hasta terminar con la masa y reservar en montón, una sobre otra y tapadas con papel film.
  5. Servimos espolvoreadas de azúcar, rellenas de crema pastelera, flameadas con aguardiente, o nuestra sugerencia: con mermelada artesanal de Pazo de Vilane.