Gallinas en libertad 

Las gallinas son la razón de ser de Pazo de Vilane. Su bienestar depende directamente de sus condiciones de vida. Defendemos la cría en libertad porque es la forma en que las aves viven de acuerdo con sus ritmos y su naturaleza.

De esta forma las aves deben comer libremente, ya que ellas mismas se regulan, incorporando los nutrientes que precisan para su bienestar. La actividad y el cambio de temperatura hace que su apetito aumente lo que da lugar a que se alimenten mejor y por tanto pongan mejor. El ejercicio y la vitamina D que les aporta el sol, fortalecen sus huesos. Una gallina bien nutrida desarrolla de forma natural toda su capacidad de puesta y lo que contribuirá a que sus que sus huevos tengan un tamaño adecuado. La libertad ayuda a que todo el organismo de la gallina funcione mejor y viva de forma saludable.

Gallinas felices y sanas en Pazo de Vilane

El pastoreo de las gallinas favorece que crezcan más felices y más sanas. Y lo que es mejor, la ingesta de hierbas aporta a las gallinas nutrientes, fibras y aminoácidos que acaban incorporadas al huevo campero, por lo que es fácil apreciar en ellos una mayor consistencia, un aroma más intenso y un sabor característico.

Además de estar pendientes de que salgan cada día al aire libre, nos ocupamos de que la calidad de los cereales que las alimentan sea la más alta del mercado. También del mantenimiento de los ponederos y del ambiente de los gallineros para que los animales se sientan cómodos y estén en las mejores condiciones posibles. La experiencia de estos años nos ha proporcionado los conocimientos para saber qué es lo mejor para nuestras gallinas.

Nuestras granjas de gallinas en Galicia

Granja de gallinas en Galicia de Pazo de Vilane

El proyecto de Pazo de Vilane nació a finales de los años 90 cuando la familia Varela-Portas regresó al pazo familiar en Antas de Ulla-Lugo para recuperarlo y sacarlo del abandono tras más de 20 años sin ser habitado.  Desde entonces trabajamos buscando la mejor forma de obtener huevos camperos desde nuestras granjas de gallinas en Galicia. Empezamos la producción con 50 gallinas y con constancia, esfuerzo e ilusión hemos ido creciendo sin olvidarnos de los inicios y de nuestros principios. Nuestras granjas, más pequeñas y sostenibles, son una clara apuesta por la vuelta a los sabores de antes, una vuelta a los orígenes y a lo natural. Nuestro trabajo consiste en conseguir el mejor huevo campero del mercado, a la vez que mejoramos el bienestar de las gallinas. El cuidado y la sensibilidad hacia los animales junto con la dedicación y la vigilancia diaria repercuten en su salud de forma beneficiosa.

Los huevos camperos que salen de nuestras granjas provienen siempre de gallinas criadas en libertad en Galicia. Las aves disponen cada una de 4 metros cuadrados de parque en el exterior; así un lote pequeño de 5.000 aves dispone de 20.000 metros cuadrados de finca, es decir, aproximadamente dos campos de fútbol.

El clima y el entorno natural de la comarca de A Ulloa, donde nos encontramos, son envidiables para la cría en libertad. Sus veranos suaves con una temperatura media máxima de 24 grados y sus inviernos lluviosos proporcionan 365 días de verdes pastos, el mejor escenario para el bienestar animal y para obtener huevos camperos de calidad.

Al consumir los huevos camperos de Pazo de Vilane estás optando por un alimento que proviene de un animal que ha sido criado en libertad y buscando siempre su máximo bienestar.