Guía definitiva de los nutrientes del huevo campero y sus propiedades para la salud

Los nutrientes del huevo

¿Conoces el valor nutricional del huevo? Verdaderamente, el huevo es uno de los alimentos más completos que nos brinda la naturaleza y uno de los más beneficiosos para el ser humano. ¡Es todo un cañón nutricional!

Por eso, pensando en ti y en los tuyos, hemos recopilado y ordenado la mayor parte de los nutrientes de este súper alimento y las correspondientes enfermedades que puede prevenir (o incluso mejorar, en algunos casos).

Comprobarás que comer huevos camperos es mucho mejor que tener al doctor/a de vecin@. ¿Estás list@ para conocer todo acerca de las propiedades beneficiosas del huevo para la salud?

Valor nutricional del huevo: vitaminas para dar y tomar

Infografía sobre las vitaminas del huevo campero de Pazo de Vilane

Seguramente ya sabrás que el huevo campero es uno de los alimentos más ricos en vitaminas. Las contiene casi todas… y en abundancia. Si comes un huevo al día tendrás vitaminas de sobra: A, Grupo B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, piridoxina, biotina, ácido fólico y colina), D, E, K…

Para entender la importancia del papel que juegan las vitaminas en tu salud bastará que mencionemos las enfermedades que éstas previenen: algunos tipos de cáncer, enfermedades de la vista –como la degeneración macular-, hipercolesterolemia, envejecimiento prematuro, enfermedades nerviosas (depresión, ansiedad o estrés) enfermedades cardiovasculares, cefaleas y migrañas, falta de memoria o concentración, trastornos hormonales, pelagra, síndrome premenstrual, nauseas, uñas escamadas, anemia, pérdida de pelo, hipertensión arterial…

En los niños, las vitaminas que aportan los huevos son determinantes en su crecimiento, así como en el buen desarrollo y funcionamiento de su cerebro (funciones cognitivas, memoria…). Les ayudan a formar huesos fuertes y a evitar enfermedades periodentales y patologías de la piel.

En la formación del feto, se sabe que los huevos camperos aportan vitaminas a la mujer embarazada que facilitan la correcta formación del cerebro y de la médula espinal (previenen enfermedades como la anencefalia o la espina bífida).

Y las personas mayores también se benefician notablemente de la ingesta de huevos, pues sus vitaminas ayudan a prevenir la osteoporosis, el Alzheimer, la diabetes, algunas enfermedades autoinmunes y los daños hepáticos, como el hígado graso. 

Infografía sobre valor nutricional del huevo (aminoácidos, oligoelementos y anticuerpos)

Dado el factor determinante de las vitaminas (sobre todo la D y la E) en el fortalecimiento del sistema inmunológico, que nos protege de virus y bacterias y nos ayuda a combatir este tipo de enfermedades una vez hemos sido infectados, se está estudiando en la actualidad el papel de la Vitamina D en la evolución de la Covid-19.

Aunque debe quedar claro que la vitamina no protege de ser contagiado, se han iniciado trabajos científicos para determinar si el hecho de mantener niveles altos de vitamina D en el organismo (a través del sol y de los alimentos) podría ayudar a una mejor evolución de esta grave patología.

No obstante, todavía estos estudios médicos están desarrollándose, por lo que no hay conclusiones definitivas.

Minerales: los micronutrientes esenciales para la salud

Infografía sobre el valor nutricional del huevo (minerales).

Además de vitaminas, los huevos camperos aportan muchísimos minerales determinantes para nuestra salud, como el calcio, el hierro, el yodo, el zinc, el fósforo, el magnesio o el potasio.

Todos estos nutrientes del huevo juegan un papel importante en el buen crecimiento de los niños y en su salud periodental (en especial para evitar la caries). También alejan la diabetes causada por mala alimentación, las enfermedades relacionadas con la glándula tiroides, o la hipertensión arterial.

Asimismo, un nivel adecuado de minerales mantiene fuerte el sistema inmunológico y previene la osteoporosis, los trastornos renales o la depresión. Y protege contra el bocio, los trastornos neurológicos o las enfermedades de la piel.

Pero hay más: los minerales ayudan a superar la inapetencia, la fatiga crónica y las pérdidas de memoria, e influyen en un mejor diagnóstico de las enfermedades inflamatorias.

Si introducimos frecuentemente huevos en nuestra dieta, estaremos cubriendo la ingesta recomendada de minerales diaria y no tendremos que recurrir a suplementos. Siempre es mejor y más eficaz conseguirlos a través de los alimentos.

Grasas saludables, antioxidantes, aminoácidos y oligoelementos: los grandes nutrientes (olvidados) del huevo… pero muy necesarios

Información sobre el valor nutricional del huevo: los tipos de grasas que contiene.

¿Sabías que el huevo campero es rico en las mejores grasas: las insaturadas y los ácidos grasos Omega-3?

Este tipo de lípidos, consumidos en dosis adecuadas, son magníficos para nuestra salud: mantienen a raya el colesterol, porque aumentan el bueno o HDL y reducen el malo o LDL.

Pero, además, las grasas buenas ayudan a que el sistema nervioso central funcione adecuadamente, al igual que el sistema inmunológico (juntos nos protegen de enfermedades psíquicas y físicas).

Previenen la trombosis, las enfermedades inflamatorias pulmonares, la diabetes, el asma, o los cánceres de mama, próstata y colon.

También la producción de hormonas y la absorción de vitaminas se ven favorecidas por la presencia de grasas saludables en el organismo, dos motivos adicionales para sumar huevos camperos a la dieta.

El valor nutricional del huevo le convierte en ideal para embarazadas

Por otro lado, el magnífico valor nutricional del huevo le convierte en uno de los mejores alimentos para las embarazadas.

Y es que las mujeres gestantes que han ingerido suficientes grasas insaturadas y ácidos grasos Omega-3 durante el embarazo producen leche materna rica en estos lípidos, lo que influye favorablemente en el desarrollo mental y psicomotor de sus bebés, muy especialmente de los prematuros.

Por su parte, los antioxidantes presentes en el huevo son nutrientes extraordinarios que protegen contra algunos tipos de cánceres, enfermedades de la vista (como las cataratas), mentales (ansiedad, depresión, insomnio…) o incluso alergias respiratorias.

Infografía sobre los antioxidantes del huevo, importantes nutrientes.

Finalizamos destacando los aminoácidos presentes en los huevos, que se han demostrado fundamentales en la absorción de las grasas o la hipertensión arterial.

Además, oligoelementos como el selenio fortalecen el sistema inmunológico, y en esta tarea, como ya hemos visto más arriba, no están solos, pues otros muchos nutrientes del huevo desempeñan la misma función.

Aún hay más… El huevo campero posee anticuerpos, como las inmoglubinas IgY, la IgM o la IgA. Todos ellos nos ayudan a fortalecer y estimular la respuesta de nuestro sistema inmunológico frente a distintas infecciones.

Valor nutricional del huevo: proteínas y calorías presentes en un huevo campero cocinado de distintas maneras.

Como podrás comprobar, no exagerábamos cuando anteriormente catalogábamos al huevo como un súper-alimento que, además, está muy indicado en dietas de adelgazamiento o para deportistas.

Los huevos camperos de tamaño M o L (los que habitualmente comercializa Pazo de Vilane) sólo tienen unas 75 calorías por unidad.

Esto es lo mismo que lo que aporta una manzana de tamaño medio, pero con mucho mayor poder saciante (por las proteínas de alta calidad que aporta el primero).

Mitos sobre el valor nutricional del huevo… ¡fuera!

Los huevos cocidos conservan todo el valor nutricional del huevo.

Atrás quedaron los mitos sobre el valor nutricional del huevo: la comunidad científica en pleno recomienda la ingesta de un huevo diario completo por los altos valores nutricionales (tanto de su yema como de su clara). Además, es un alimento asequible todo el año, barato y rico.

Y si es campero –campero de verdad- el valor nutricional del huevo aumenta, pues las gallinas incorporan a través del pastoreo (la hierba fresca, arenillas e insectos ingeridos…) un extra de vitaminas, minerales y otros nutrientes que se incorporan al huevo… y, por tanto, a tu dieta y a tu salud.

¿A qué esperas para introducir huevos camperos de Pazo de Vilane en desayunos, comidas o cenas?