Tipos de frambuesas

 

La frambuesa es la fruta del arbusto del frambueso. Hay muchas zonas en las que la planta crece de forma silvestre pero lo cierto es que el aumento de su consumo ha hecho que cada vez se cultive más. La fruta está formada por pequeños granos aglomerados redondos que se agrupan y le dan su característica forma cónica. Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN) la frambuesa aporta tan solo 32 calorías por 100 gramos y cuenta con numerosas propiedades y beneficios para nuestra salud .

El mes pasado te hablamos sobre las diferentes variedades de arándanos que hay y las características de cada una de ellas y ahora que llega el momento de la recogida de las frambuesas en las plantaciones de Pazo de Vilane, te vamos a descubrir los principales tipos de frambuesas que existen. ¡Acompáñanos!

Los principales tipos de frambuesas

Si tomamos en base su color podemos distinguir cinco tipos de frambuesas diferentes: roja, amarilla, negra, anaranjada y blanca. Todas ellas comparten características de forma pero difieren en tamaño y en los matices del sabor. La frambuesa, que también es conocida como la fresa del bosque, presenta diferentes variedades en función de la época del año en la que maduran. Nos encontramos así con frambuesas reflorescentes o remontantes, aquellas que fructifican dos veces: otoño y verano, y no reflorescentes o no remontantes, que solo lo hacen en verano.

Vamos a repasar algunos de las especies de frambuesos más comunes en el mercado y los más cultivados: 

  • Rubus idaeus (frambueso rojo). Es la más común. Su origen era silvestre y de aquí salen las frambuesas rojas más reconocidas. Se considera una planta muy resistente.
  • Rubus strigosus (frambueso silvestre). Proviene de América del Norte, por lo que el fruto se conoce como frambuesa americana roja o frambuesa roja silvestre. Muy sabroso. 
  • Rubus occidentalis (frambueso negro). Se considera que la frambuesa negra es la que más propiedades tiene gracias a un estudio de la Universidad de Cracovia La denominan superfruta.
  • Rubus neglectus (frambueso púrpura). Se caracteriza por dar un fruto de un tono más claro y más grande que el anterior pero con el que comparte sabor.

Duración y conservación de las frambuesas

Las frambuesas son una de las frutas más perecederas. A las pocas horas de su recolección pueden aparecer mohos que dificulten su conservación si no actuamos con rapidez. 

Para lavar las frambuesas, basta con llenar un cuenco de agua y vinagre en proporción 1:3, es decir, un vaso de vinagre y tres de agua. Removemos las frambuesas con cuidado y las pasamos a otro cuenco que únicamente tenga agua para quitar el regusto a vinagre. Al finalizar el aclarado, las ponemos sobre papel de cocina y trataremos de secarlas lo más posible.

Una vez finalizado el proceso, las frambuesas podrán aguantar en la nevera de dos a tres días y en el congelador varios meses.

Usos de las frambuesas

Las frambuesas pueden consumirse de diferentes formas:

  • Frambuesas frescas. Las frambuesas están deliciosas. Pueden comerse solas, con yogur e incluso con nata.
  • Batido de frambuesas. Pocas cosas refrescan más en verano que un zumo o un batido de frambuesas.
  • Mermeladas y compotas de frambuesa. Las mermeladas de frutas blandas con más consumo por detrás de las fresas son las de frambuesa.
  • Pastelería. Tartas, roscas, pasteles y dulces. Cualquier producto de pastelería puede incluir frambuesas frescas o confitura de frambuesas para potenciar su sabor y mejorar su decoración.

La mermelada de frambuesa de Pazo de Vilane

Como ya te hemos contado, en Pazo de Vilane además de cuidar gallinas también somos agricultores. Además de tener nuestro propio huerto, contamos con plantaciones de arándanos, tomate agridulce y frambuesas para la elaboración de nuestras mermeladas artesanales. La mermelada de frambuesas la elaboramos solo con frambuesas enteras que recogemos ahora en el mes de agosto en el punto justo de maduración que le proporciona el sol. 

Una vez que han sido recolectadas, seguimos un proceso de elaboración de forma tradicional, como se hizo siempre, conservando la esencia de los frutos y todo el sabor. Nuestra mermelada de frambuesa contiene un 70% de fruta y su textura la hace perfecta para tomar con tostadas, quesos, patés o yogures. Una vez que la pruebas, ¡querrás repetir! ¿A qué esperas para hacerte con la tuya?