Pazo de Vilane apuesta por el empleo y el trabajo en el medio rural

 

Desde sus inicios en 1996, Pazo de Vilane tuvo claro que apostaría por la creación de empleo en el medio rural. Hoy, casi dos décadas después estamos orgullosos de poder ofrecer un puesto de trabajo a 25 personas, 17 de las cuales son mujeres.

El proyecto Pazo de Vilane busca mejorar la calidad de vida de la comunidad, incorporar la cultura tradicional y favorecer el desarrollo social y el económico.

En este marco, Nuria nos cuenta que mientras hace unas décadas la mujer rural era aquella que se dedicaba en exclusiva a las labores del campo como actividad principal origen de sus ingresos (cría de vacas, huertos, recolección de fruta, animales de la granja como fuente de alimento, etc.) las nuevas generaciones no se están asentando en las explotaciones con este tipo de modelo sino que buscan otras alternativas de ocupación como la búsqueda de empleo en las empresas que existen asentadas en el medio rural.

Además de Pazo de Vilane, Antas de Ulla puede presumir de contar con gente joven que ha puesto en marcha proyectos muy innovadores y generadores de empleo y riqueza, como las queserías con denominación de origen ArzúaUlloa y el Pan de Antas, elaborado de forma artesanal en hornos de leña y amasado con harina de trigo del país.