Cómo los huevos camperos te ayudan a tener un envejecimiento saludable

 

El huevo campero, un verdadero súper alimento, no puede faltar en tu mesa si quieres disfrutar de un envejecimiento saludable, pues te ayuda a prevenir 10 de las enfermedades más comunes en las personas mayores.

Todos soñamos con una larga vida y un envejecimiento saludable.

Nos encantaría practicar cientos de hobbies durante la jubilación, hacer deporte y viajar a esos lejanos lugares que siempre hemos tenido pendientes… ¿Ahora bien, podremos hacerlo si no tenemos salud?

Aunque la genética juega un papel indiscutible, y el ejercicio físico no debe faltar en nuestro día a día, actualmente la comunidad científica está de acuerdo en afirmar que nuestra salud depende en gran medida de una adecuada alimentación.

Sabemos que en nuestra dieta no pueden faltar las frutas, las verduras, las legumbres, los frutos secos y los cereales integrales. También debemos introducir las carnes magras y los pescados, evitar los azúcares refinados y el exceso de sal.

¿Pero qué ocurre con el huevo campero?

Pues que si nos guiamos por la larga lista de nutrientes que nos ofrece (y las enfermedades que estos ayudan a prevenir) este debería ser uno de nuestros alimentos de referencia para alcanzar un envejecimiento saludable.

Veamos detenidamente por qué envejecerás mejor si comes huevos camperos a menudo:

1- El huevo campero evita el envejecimiento prematuro de la piel

Gracias a las vitaminas A y E que contiene el huevo, podrás llegar a mayor con mejor piel. Los dermatólogos saben que algunas enfermedades cutáneas proceden de la falta de vitamina A, por eso aconsejan alimentos ricos en ella.

La vitamina E, por su parte, actúa como barrera natural frente a los rayos solares y es también un antioxidante que protege las células epidérmicas.

Pero además de vitaminas, el huevo campero te proporciona zinc y selenio.

El primero ayuda en la psoriasis, la curación de heridas o la dermatitis, y el selenio es muy beneficioso para evitar cánceres cutáneos o el envejecimiento de los tejidos.

2- Previene la falta de memoria y favorece la concentración

A medida que cumplimos años (y no hace falta que sean demasiados) notamos cómo vamos perdiendo memoria y concentración.

Pues bien, el huevo campero te ayuda con esos despistes gracias a su vitamina B-1 o tiamina, la también llamada “vitamina de la memoria”. Igualmente, se ha comprobado que este nutriente previene el envejecimiento cerebral.

Asimismo, el huevo campero refuerza su efecto protector de la memoria a través del fósforo y la colina. El primero está presente en las membranas neuronales (las células del cerebro), y la colina es un nutriente esencial que funciona como mensajero químico en el cerebro.

3- Los huevos son ricos en nutrientes cardioprotectores, imprescindibles para un envejecimiento saludable

Los accidentes cardiovasculares son más comunes a medida que envejecemos, pero los huevos camperos pueden ayudarte a evitarlos, pues son muy ricos en nutrientes cardioprotectores.

¿Por ejemplo? La taurina o el selenio. También las vitaminas del Grupo B (que abundan en el huevo) ayudan a prevenir infartos, especialmente la B1 o tiamina, la B5 o el ácido pantoténico, o la B6 o piridoxina.

Por si esto fuera poco, el huevo también aporta vitamina D, muy necesaria para el corazón; hay estudios que aseguran que niveles bajos de esta vitamina pueden ponerlo en riesgo.

4- Evitar la depresión con antioxidantes, vitaminas y minerales

Aunque la depresión es una patología muy común en personas mayores, se podría evitar o al menos mejorar.

Y parte de este tratamiento preventivo podría estar favorecido por el huevo.

Así, se cree que tanto el triptófano como la tirosina (antioxidantes presentes en los huevos camperos) son protectores frente a la enfermedad, pues influyen en el estado de ánimo y en la regulación del sueño.

Por su parte, la vitamina B1 y el magnesio también contribuirían a evitarla. De hecho, se sabe que la carencia de B1 trae aparejados síntomas como irritabilidad y estrés.

En cuanto al magnesio, un estudio de la Universidad de Vermont asegura que ingerir todos los días este mineral puede beneficiar a las personas que ya padecen depresión.

5- Huevos camperos y envejecimiento: pon freno a la osteoporosis y la sarcopenia

Los huesos se van deteriorando a medida que cumplimos años, pero esto se podría minorar y alcanzar un mayor envejecimiento saludable si consumiéramos mayores cantidades de alimentos ricos en vitamina D, vitamina K, calcio, hierro y fósforo; precisamente, todos ellos presentes en el huevo campero.

Por otra parte, las proteínas de origen animal del huevo, de alta calidad, y fácilmente masticables (a diferencia de las de la carne, por ejemplo) vienen muy bien para llegar a mayor con músculos en buen estado.

6- Una buena alimentación frente al riesgo de diabetes

Ciertos tipos de diabetes podrían prevenirse con un estilo de vida saludable. Además, algunos de los componentes del huevo, en particular las grasas insaturadas, el potasio, el magnesio y la vitamina D, colaborarían en este objetivo.

Y una vez establecida la enfermedad, no habría por qué renunciar a los huevos (siempre y cuando se cuente con la aprobación del médico, claro está).

Un estudio de una universidad canadiense demostró que desayunar huevos ayuda a los diabéticos tipo 2 a controlar los niveles de azúcar en la sangre durante todo el día. 

7- Come huevos camperos, y podrás tener mejores dientes y encías

Es casi un milagro llegar a mayor con la dentadura intacta, pero tendrás más posibilidades de hacerlo y disfrutar de un envejecimiento saludable en general si te preocupas por tus niveles de calcio, fósforo y vitamina D, todos ellos presentes en los huevos camperos.

El papel de los dos primeros es fundamental en la lucha contra las caries, pero el de la vitamina D tampoco es desdeñable: no sólo ayuda a aumentar la densidad mineral, sino que coopera para absorber, transportar y depositar el calcio en los huesos que sostienen los dientes.

8- ¡Para verte mejor…!

También las enfermedades de la vista dan mucha lata a los mayores. Pero se ha demostrado el papel protector de dos nutrientes presentes en el huevo frente a estas patologías: la zeaxantina, en el caso de las cataratas, y la luteína, en la conservación de la retina.

¿Y cuáles son las vitaminas buenas para los ojos? Pues las vitaminas A, B1, B2, B6, B9 o ácido fólico, C, D y E.

Todas ellas (excepto la C) están presentes en el huevo campero.

9- Cuida tu alimentación y reducirás el riesgo de cáncer

Entre un 30% y un 50% de los cánceres serían evitables eliminando factores de riesgo, llevando un estilo de vida activo y adoptando una dieta sana.

Respecto a esto último, si en algo destaca el huevo campero, es en su riqueza en protectores frente a distintos tipos de cánceres.

Es un verdadero súper alimento preventivo del cáncer.

Se sabe que sus ácidos grasos omega 3 protegen frente al de mama, colon y próstata.

También el lumicromo, la lumiflavina, el triptófano y la tirosina, todos ellos antioxidantes, hacen lo propio con diversos tipos de cánceres, por no mencionar el largo espectro de vitaminas que contiene el huevo, particularmente la A, las del grupo B, y la D.

Por último, se ha visto la relaciónentre una baja ingestión de calcio y el cáncer colorrectal, por lo que el huevo ayuda a completar de forma natural la cantidad diaria recomendada de este mineral.

10- Colina y Vitamina E de los huevos frente al Alzheimer

En la actualidad se estudia si una de las patologías más temidas en la vejez, y con un índice creciente en sociedades occidentales, el alzheimer, podría prevenirse en parte (muy especialmente en mujeres, las más afectadas por esta enfermedad) gracias a la colina, presente en los huevos camperos.

También se está investigando la vitamina E en la prevención de esta patología degenerativa.

Huevos camperos para conseguir un envejecimiento saludable

A estas alturas, suponemos que estarás de acuerdo con nosotros: el huevo campero no puede faltar a diario en tu dieta.

Gracias a este súper alimento y a sus valiosísimos nutrientes podrás alcanzar una mejor vejez.

Mejora tu dieta, muévete todo lo que puedas, elimina hábitos tóxicos y conseguirás el objetivo: un envejecimiento activo y saludable.

Y si te has quedado con curiosidad respecto al resto de propiedades nutricionales que nos ofrece este verdadero regalazo de la naturaleza, sal de dudas y consulta nuestra Guía definitiva de los nutrientes del huevo campero y sus propiedades para la salud.

Te sorprenderás con todo lo bueno que el huevo campero ofrece a tu cuerpo: desde el fortalecimiento de tu sistema inmunitario hasta el control de las hormonas, pasando por la regulación del sistema nervioso…