Emprender desde la raíz: la creatividad

 

«Donde no alcanza la palabra, las imágenes pueden nombrar lo innombrable, pueden describir lo indescriptible, pueden proporcionar alivio y pueden ofrecer una mirada a las profundidades del intelecto». Jalonde Jacobi. El proyecto formativo Emprender desde la raíz se centra en el autoconocimiento como camino para el desarrollo personal. Este enfoque tiene una visión de la salud no tanto desde la ausencia de la enfermedad sino como un camino, una toma de conciencia sobre la persona que contribuye a una mirada más amplia de sí y del mundo. Un autoconocimiento y crecimiento personal necesario ya que la persona es siempre ella misma en todas las facetas de su vida: laboral, familiar, social, político, etc. y esta autorrealización beneficiará en todas ellas. El emprendimiento es un fenómeno multinivel que se inicia a partir de la persona emprendedora. Los emprendedores son personas que generan ideas potencialmente valiosas y que deben ser capaces de interpretar creativamente para identificar aquellas oportunidades relacionadas con su área de conocimiento. La creatividad se considera fundamental en el emprendimiento dado que para el desarrollo de iniciativas emprendedoras se requiere aprovechar oportunidades y resolver tareas encontrando la mejor manera de llevar a buen término el proyecto. Recientemente las investigaciones han hecho hincapié en la importancia de la creatividad colectiva poniendo la mirada en los procesos sociales y el contexto grupal, centrándose en la relaciones y no tanto en los individuos. Lo realmente importante para lograr la creatividad colectiva es el sentimiento de comunidad en el que se puede compartir abiertamente talentos y reflexiones y en el que el hacer se organiza de forma colaborativa en torno a equipos de pares. El Arteterapia en general, consiste en la utilización de medios artísticos en un determinado contexto, en este caso en un contexto de autoconocimiento y exploración fijado en el emprendimiento. El Arteterapia no es “arte” y “terapia” como dos herramientas separadas y diferentes, sino que ambas se apoyan entre sí para crear un campo común en el que la persona que está trabajando con esta herramienta se pueda abrir a lugares de indagación nuevos y diferentes. La terapia artística o lo que denominamos la autoindagación o el conocimiento de sí a través del arte se fundamenta en que todas las personas, tengan o no tengan cualidades artísticas, conozcan o no conozcan determinadas técnicas, poseen, por nuestra configuración psicológica, la capacidad para proyectar su mundo interno, inspiraciones, aspiraciones profundas, íntimas y auténticas, motivaciones, deseos, ideales, intereses, conflictos, dificultades o bloqueos. El lenguaje a través del cual el proceso artístico y creativo se manifiesta preferentemente, es una vía idónea para abarcar otros espacios más amplios de nuestra experiencia y de nuestra estructura psicológica: el espacio emocional, el instintivo, el existencial. Dossier informativo ES Dossier informativo GAL