Cómo hacer una tortilla: aprende a cocinar 8 tipos de tortilla

En el Pazo nos encantan las tortillas, en todas sus formas, técnicas y combinaciones. Te descubrimos 8 formas distintas de hacer una tortilla.

Huevos batidos preparados para hacer tortilla

 

En el Pazo nos encantan las tortillas, en todas sus formas, técnicas y combinaciones; por eso mismo nos hemos propuesto hacer un gran homenaje a este noble plato. 

Hoy te respondemos a esa gran pregunta que cualquier cocinero (principiante o avanzado) se hace alguna vez: ¿Cómo hacer una tortilla? Y es que estamos hablando de tortillas de campeonato, no de cualquier cosa. 

Desde las más clásicas, como la tortilla de patata (coronada por muchos como reina de las tortillas) hasta la reconocida tortilla francesa, pasando por la paisana o la abierta, repasamos los mejores trucos para que te queden impresionantes. ¡Vamos!

Tortilla de patata

Tortilla de patata

¿Hay algo más rico y apetecible que una buena tortilla de patata? Parece un plato fácil, pero en realidad hay que saber darle el punto. 

¡Ya sabes que cada español lleva dentro un crítico culinario con sus propias teorías sobre cómo hacer la (perfecta) tortilla de patata!

A nosotros nos gusta cuajada por fuera pero algo deshecha por dentro… ¡y con cebolla y patata gallega! Eso sí, en este aspecto no somos nada discriminatorios: nos gusta en todas sus variedades, desde un pincho de tortilla de patata a la hora del aperitivo, hasta una ración generosa a la hora de la comida, como plato principal.

Si te gusta nuestro estilo (cuajadita pero jugosa por dentro) toma nota de nuestra receta de tortilla de patatas. Ahora bien, si la prefieres algo más hecha, añade menos huevo y déjala en la sartén unos minutos más.   

Tortilla francesa

Tortilla francesa

Otra campeona entre las tortillas. La tortilla francesa es socorrida, versátil y nutritiva. 

Pero es una de las que despierta más dudas en su elaboración. La original es cremosísima (deshecha por dentro y suavemente dorada por fuera) y cuajada con mantequilla. 

Pero, ¿cómo hacer una tortilla francesa (bien hecha, claro está)? 

Cada cocinero tiene su técnica, si bien todos inciden en que es importante batir muy bien los huevos (aunque sin pasarse, pues en caso contrario introduciremos demasiado aire en la mezcla). No olvides incorporar la sal en este paso. 

Una vez estén listos, pondremos los huevos batidos en la sartén, calentada a fuego medio. Inmediatamente baja la potencia, y no dejes de remover hasta que empiecen a cuajar, separando las partes que queden adheridas en las paredes para incorporarlas a la mezcla. 

Cuando tenga un aspecto cremoso y homogéneo, deja de remover para que comience el cuajado y voltea con la ayuda de un tenedor, hasta formar la tortilla. 

Tortilla abierta

Tortilla abierta

Una variación de la anterior, en la que se omite el cuajado final. Es uno de los tipos de tortilla más originales: tiene el aspecto de una pizza, pero en sabor se asemeja más a la francesa. 

Nuestra receta de tortilla abierta lleva un hilo de aceite de oliva picante, morcilla y gambas. 

Las verduras no podrían faltar, así que le hemos añadido unas rodajas de cebolla finitas, champiñones y pimiento. ¡Una delicia! 

Tortilla paisana

Tortilla paisana

Cuando se juntan los huevos, las patatas, el chorizo ahumado y los pimientos verdes y rojos, sólo salen maravillas. Por eso nuestra receta de tortilla paisana nos gusta tanto. 

Le puedes añadir alguna otra verdura, como calabacín o puerro; incluso hay quien le echa unos guisantes. Por supuesto, puedes usar cecina o taquitos de jamón en vez de chorizo. 

En realidad, lo dejamos a tu gusto, porque con la base clásica de la tortilla paisana (patatas, algún embutido y pimientos) y, sobre todo, con nuestros huevos camperos de Pazo de Vilane, te saldrá de escándalo. 

Tortilla al horno

Tortilla al horno

En este tipo de tortilla el paso “estrella” es el horneado final. Comienza pochando un poco de cebolla y un diente de ajo picados en una sartén con aceite. Cuando la cebolla esté transparente, bate bien un par de huevos con sal y pimienta, y cuájalos a fuego medio. 

Antes de que se termine de hacer la tortilla, incorpora unas rodajas finas de tomate, espolvorea con queso rallado y pequeñas tiras de bacon. 

Envuelve sobre sí misma y llévala al horno, a gratinar, 2-3 minutos. Decora con aceitunas partidas. 

Tortilla guisada

La tortilla guisada es una versión caldosita y sabrosa de la tortilla de patatas. O lo que es lo mismo, una tortilla española bañada en riquísima salsa. 

Para hacer esta tortilla tan sólo debes seguir los pasos de la archiconocida tortilla “nacional” y a continuación preparar una salsita con un chorrito de aceite, una cebolla, medio vasito de agua, azafrán, guisantes, jamón serrano picado, champiñones, dos cucharadas de harina y una cucharada de perejil picado. 

No añadas sal (o apenas un pellizco) porque el jamón ya es salado.

Una vez hayas rehogado la cebolla, ve incorporando el resto de ingredientes, terminando con la harina para espesar (puedes usar más o menos, según tu gusto). Una vez lista la salsa, guisa con la tortilla durante un par de minutos. 

Esta misma tortilla también puede hacerse con salsa marinera, sustituyendo el jamón por unas almejas o unas chirlas. 

Tortilla soufflé 

Tortilla souflé

Una tortilla… ¡de altura! La tortilla soufflé es uno de los tipos de tortilla más esponjoso. 

Para hacerla sólo tendrás que cascar tres huevos y echar en un bol las tres yemas y una de las claras. Aparta las dos restantes. 

Monta a punto de nieve estas últimas, hasta que estén bien firmes. En ese momento, bate bien las yemas (en este paso puedes añadir unas cucharadas de queso rallado) y cuando estén listas, incorpora las claras espumadas con movimientos envolventes. 

Vierte en una sartén engrasada con aceite o mantequilla y cuaja como si fuera una tortilla francesa. 

Tortilla en tosta

Las variantes de esta receta son infinitas: todo dependerá de los ingredientes que tengas por casa. Sólo hay dos imprescindibles: una buena hogaza de pan de masa madre y huevos camperos Pazo de Vilane.  

Corta rodajas de pan y tuéstalas despacio. Por otro lado, ve cuajando tortillas pequeñas (del tamaño de las tostas) rellenándolas con lo que más te guste: atún y pimientos rojos, verduritas, quesos variados, chorizo, champiñones, maíz, morcilla y cebolla caramelizada…. Sírvelas recién hechas sobre el pan. ¡Te chuparás los dedos!

A partir de ahora ya no tendrás más dudas a la hora de hacer una tortilla, pues ya conoces los principales tipos de tortillas y las técnicas básicas. 

Ahora no tienes más que dejar volar tu imaginación y practicar e innovar siempre que puedas. Descubrirás que casi cualquier ingrediente cobra otra dimensión cuando lo combinas en tortilla. 

Eso sí, no olvides jamás que no se puede hacer una buena tortilla si no cuentas con los mejores huevos, como los nuestros, puestos por gallinas que pastan en libertad y total bienestar por las fincas verdes del Pazo. Sólo los huevos bien producidos tienen ese sabor de antaño. 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Pues te ofrecemos mucho más!

¡Suscríbete a nuestro boletín y recibirás gratis un libro digital!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Mantente informado de todo lo que pasa en Pazo de Vilane y disfruta de nuestras actividades, sorteos, premios...
Información básica 1ª CAPA sobre Protección de Datos: Responsable: Pazo de Vilane | Finalidad: Contestar a las solicitudes de información del interesado, establecimiento o mantenimiento de Relaciones Comerciales y posiblemente para el envío de publicidad Finalidad: Contestar a las solicitudes de información del interesado, establecimiento o mantenimiento de Relaciones Comerciales y posiblemente para el envío de publicidad. | Legitimación: Consentimiento del interesado e interés legítimo en el desarrollo de la relación comercial | Destinatarios: No se cede la información | Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad | Información adicional: Política de privacidad