fbpx

¿Cómo se clasifican los huevos de gallina?

Conoce con Pazo de Vilane todas las categorías y tamaños que pueden tener los huevos. Así sabrás cómo identificarlos leyendo su etiquetado.

Los huevos se clasifican según unas categorías y códigos que deben aparecer en su etiquetado.

¿Sabías qué el consumo de huevo en España es de 16,8 kg/per cápita? Eso significa que disfrutamos de un total de 265 huevos por persona al año. O, lo que es lo mismo, más de uno cada dos días.

Con estas estadísticas de popularidad, no es de extrañar que sean un “fijo” en tu lista de la compra. Y es que un rico huevo te saca siempre del apuro, hasta cuando no sabes qué hacer para comer o cenar: frito, cocido, revuelto, en tortilla, relleno, horneado, en tostada, poché, a la escocesa… 

Somos conscientes de lo mucho que te gustan los huevos y que nunca faltan en tu dieta equilibrada y saludable, pero también nos imaginamos que te harás un lío a la hora de elegirlos en el lineal de tu comercio de proximidad o supermercado.

¡Hay tantas categorías y denominaciones!

Por eso hoy nos hemos propuesto arrojar algo de luz acerca de cómo se clasifican los huevos de gallina.

Seguro que cuando termines de leer este post entenderás todas las etiquetas y podrás realizar mejor tu compra. ¡Ah! Y si quieres convertirte en un auténtico experto/a, no olvides consultar qué significan los dígitos impresos en la cáscara… ¡Esta “matrícula” te ofrece mucha información! 

Pero vayamos con las clasificaciones de los huevos de gallina.

Básicamente, hay dos tipos: la primera, en función de su calidad, y la segunda, según su peso (que se relaciona directamente con su tamaño)

Categorías de los huevos de gallina según su calidad

Expositor de huevos camperos Pazo de Vilane en hipermercado.
Pazo de Vilane sólo comercializa huevos de la Clase A (los más frescos) en tamaños L y M (en la caja habitual de la gallinita) o en ediciones especiales de tamaño S -estuche de media docena en tono marrón oscuro-.

Existen dos categorías de huevos de gallina atendiendo a su nivel de frescura y calidad:

  • Clase “A”: Aquí entran todos los huevos frescos de máxima calidad; no se lavan ni se limpian, ni tampoco están sometidos a ningún tratamiento de conservación. Se comercializan como se han recogido de la puesta. Tampoco pueden estar refrigerados a menos de 5º en los establecimientos donde se exponen y venden. Los huevos extra frescos son aquellos que se venden durante los primeros 9 días tras su puesta, esto es, como los de Pazo de Vilane, que llegan al mercado a partir del segundo o tercer día.  
  • Clase “B”: Son huevos conservados; si por algún motivo se descartan de la categoría A, entrarían en esta. Estos huevos han experimentado un tratamiento de limpieza o desinfección por inmersión, refrigeración o conservación. Debido a su calidad inferior, los clase B no suelen venderse al público y con frecuencia se destinan a elaboraciones o subproductos industriales del huevo, como la huevina. 

Con estos datos en mente, seguramente ya sabrás donde se clasifican todos los huevos camperos de gallinas en libertad de Pazo de Vilane… ¡Exacto! En la categoría A. Recuerda que es conveniente mantener desde el momento de compra una manipulación adecuada para mantener sus ricas propiedades y evitar contaminaciones.   

Clasificación por peso

Los huevos también se clasifican según su peso: 

Clasificación de los huevos según su peso: súper grandes (XL), grandes (L), medianos (M) y pequeños (S).
  • Súper grandes (XL): más de 73 gr
  • Grandes (L): entre 63 y 73 gr
  • Medianos (M): entre 53 y 63 gr
  • Pequeños (S): menos de 53 gr

Como ves, es fácil distinguirlos, pues sus tallas equivalen a las de la ropa. 

Los más usados en cocina son los grandes (L) y medianos (M). De hecho, cuando en una receta se menciona como ingrediente “un huevo” (sin concretar más) se suele referir a uno de estos dos tamaños. 

También son los más fáciles de encontrar en tu supermercado o comercio habitual. ¿Por qué? 

Sencillamente, porque los huevos de tamaños L y M son los que las gallinas ponen la mayor parte de su vida. Es decir, tanto los pequeños (S) como los súper grandes (XL) son huevos “ocasionales” (por distintos motivos). 

Pazo de Vilane, por ser un productor pequeño en comparación con los grandes productores industriales que comercializan y exportan volúmenes enormes de huevos, vende dentro de una misma categoría los huevos M y L, algo permitido por la normativa.

Los riquísimos Huevos de Primera Puesta de Pazo de Vilane

Caja de huevos S o huevos de primera puesta Pazo de Vilane
Estuche de media docena edición especial Huevos de Primera Puesta de Pazo de Vilane

Detengámonos un momento en los huevos pequeños, los grandes desconocidos, y todo un tesoro que merece la pena descubrir. Los huevos pequeños o Huevos de Primera Puesta de Pazo de Vilane proceden de gallinas o pollitas jóvenes, a partir de la semana 19 de vida y hasta la 25 y son de la categoría M.

Precisamente por esta limitación de tiempos de puesta es difícil conseguir una producción continua de huevos camperos de primera puesta de gallinas criadas en libertad. Son escasos… y por ello muy preciados.

Pero son todo un lujo que muy bien te puedes permitir. 

Desde el punto de vista gastronómico los Huevos de Primera Puesta de Pazo de Vilane, son toda una explosión de sabor. Una auténtica experiencia para el paladar. Riquísimos. 

Y en cuanto a su valor nutricional, también superan al resto. Son muy concentrados: más proteína, menos agua. Es decir, son chiquitos… pero matones. ☺

En Pazo de Vilane -siempre que tenemos pollitas nuevas- lanzamos ediciones especiales limitadas de Huevos de Primera Puesta. Se comercializan en el grupo El Corte Inglés donde los puedes encontrar en nuestros propio muebles. Te será muy fácil reconocerlos porque se comercializan en nuestra caja de media docena de color negro

Te recomendamos que emplees estos huevos exclusivos en recetas en los que puedan lucirse, es decir, en los que sean los verdaderos protagonistas. ¿Qué tal unos huevos rotos o al plato?

Los huevos XL: mayor contenido de agua

En Pazo de Vilane, debido a nuestra forma artesanal de producción, los huevos XL los comercializamos también de forma esporádica, a granel, en algunos establecimientos en Galicia. El consumidor los puede retirar en nuestro envase en forma de cesta. Te explicamos por qué. 

Envase en forma de cesta para huevos XL de Pazo de Vilane. Este tamaño sólo se vende esporádicamente en algunos comercios gallegos.

Los huevos XL son también una “excepción” que depende de la raza y la alimentación de la gallina.  

Por tanto, no existen productores dedicados en exclusiva a huevos XL puesto que ninguna raza de gallina ofrece únicamente estos ejemplares extra grandes. 

Tan sólo los productores industriales de huevos (los de jaula y los de suelo), por su gran volumen de recogida diaria, pueden reunir un número suficiente de estos ejemplares atípicos como para mantener una línea de producción constante. 

Los huevos extra grandes (XL) contienen un porcentaje de agua mayor; por tanto, no alimentan más –como quizá se piensa habitualmente-. Tampoco cunden más, pues la parte líquida se evapora al cocinarse.

El etiquetado de las cajas de huevos

Etiquetado de caja de huevos de Pazo de Vilane

Toda caja de huevos debe tener un etiquetado en el que figure esta información, es decir, la clasificación de los huevos. Por ejemplo, en nuestras cajas de huevos camperos encontrarás esa etiqueta en la parte superior, justo encima de nuestra gallinita. 

Las cajas deben incluir la siguiente información visible y legible: 

  1. Tipo de cría: Código 1 huevo campero en el caso de Pazo de Vilane
  2. Identificación de la empresa que haya embalado o comercializado los huevos: nombre y domicilio.
  3. Nº de Registro del centro de embalaje.
  4. Categoría “A” o “B”.
  5. Fecha de consumo preferente.
  6. Consejo de conservación. Ejemplo: Mantener refrigerado después de la compra. 
  7. Número de huevos.
  8. Clasificación por peso. En el caso de Pazo de Vilane, son huevos de dos calibres diferentes: M y L. 
  9. Explicación del código marcado en el huevo.

Huevos camperos de Pazo de Vilane

Como ya sabes, los huevos camperos de Pazo de Vilane son frescos y no tratados. La mejor forma de conservarlos es en la nevera, en su propio estuche, para protegerlos de los cambios de temperatura que se producen cuando la abres y cierras. Nuria te lo explica detalladamente en este vídeo:

No es necesario lavarlos antes de su consumo, porque así mantienen la protección natural que les proporciona su cáscara.  

Nuestros huevos proceden de gallinas criadas en libertad y solamente comercializamos aquellos que provienen de nuestras granjas en Galicia. Consíguelos en las principales cadenas de distribución.

En Vilane no fabricamos huevos, cuidamos gallinas.


< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies