fbpx

Algo está cambiando: crónica de lenteja, un evento de emprendimiento consciente

Caía la tarde cuando llegamos a León y el sol ya casi invernal se marchaba mientras buscando el lugar donde nos íbamos a alojar nos dimos de bruces con la joya del románico, la Basílica de San Isidoro, sin saber que nos alojaríamos por una noche en su Real Colegiata.

Algo está cambiando: crónica de lenteja, un evento de emprendimiento consciente

Caía la tarde cuando llegamos a León y el sol ya casi invernal se marchaba mientras buscando el lugar donde nos íbamos a alojar nos dimos de bruces con la joya del románico, la Basílica de San Isidoro, sin saber que nos alojaríamos por una noche en su Real Colegiata. No hacía frío y todo invitaba a pasear por el casco viejo de la ciudad.

A las 19, un grupo de personas nos encontramos en uno de los patios de la colegiata: David, un licenciado en Historia del Arte que hoy dirige Domus Panis (www.domuspanis.com) una tienda de pan artesano y productos ecológicos; Roberto, un ex empresario de la construcción que además de dirigir Narúa (https://tallerdenegocios.es), junto con Mónica y Sara, ayuda a aquellos que quieran emprender, todos los lunes en la Plaza del Grano, de León. Los “Lunes al Sol” se llama su propuesta, que a mí, personalmente me ha encantado.

También conocimos a Ramón, un arquitecto vigués que comentó en su charla que cuando acabó la carrera no tenía que buscar trabajo porque le llamaban directamente, pero que después de trabajar un tiempo en una constructora reflexionó sobre la deriva hacia la que íbamos abocados y se decidió a emprender en un lugar donde hacía mucha falta. Junto con Noemí, diseñadora gráfica, ha promovido un centro de co-traballo con el que está dinamizando y rehabilitando el casco viejo de Vigo (https://www.espacionido.es)

Faltaba Daniel, el promotor del Bosque de Sury (https://www.facebook.com/daniperros.perros ) que vive en el campo, en Chozas de Abajo, en pleno Camino de Santiago  y le tiene un poco de fobia a la ciudad. También Daniel nos explicaba su proceso de reflexión cuando estaba en el “filo de la navaja, ya oxidada”. Daniel trabajó ocho años en una empresa de recogida de basuras y también pudo ver los efectos de la burbuja y del derroche. Hoy recupera y tiene un proyecto de reforestación en la zona de la Laguna de Fuente Blanca. Con su proyecto ha conseguido que aumente la población de aves.

Así, con David que conoce el arte leonés como la palma de su mano pudimos no sólo disfrutar del paseo y de la compañía sino también de una grata conversación sobre la historia y el arte leoneses. Como buenos emprendedores conscientes amenizamos la velada con productos locales, embutido y vinos de la tierra.

Y parece que algo está cambiando. El domingo a las 11 nos encontramos en Lenteja, el evento sobre emprendimiento consciente organizado por Narúa.

Las cosas están cambiando, no sólo porque estemos saliendo de la crisis, que ojalá sea verdad, sino porque la gente está cambiando. Hoy muchas personas ponen en marcha sus proyectos, personales y únicos. Y eso es para nosotros una de las cosas mágicas del emprendimiento, que cada proyecto, como cada persona o grupo de personas es único. Se está cambiando la cultura del trabajo, se está siendo más consciente en el acto de consumir. La gente se ha puesto a generar ideas, a pensar, a reflexionar para el cambio, pero no para otros, sino para sí mismos o para su grupo, para fomentar la iniciativas locales, en definitiva para hacer de nuevo una sociedad más cercana a las personas. Luego sólo falta actuar, como nos decía Nuria, saber que nosotros mismos podemos hacerlo, quitarnos los miedos que nos atenazan, e ir contracorriente con valentía porque la palabra fracaso no existe. Ilusión en nuestro proyecto y trabajo.

Pazo de Vilane quizá tenga una característica peculiar, las personas que emprendimos esta iniciativa comenzamos a caminar en esta dirección hace ya algún tiempo, iniciamos el proceso de reflexión cuando nadie pensaba en él o incluso cuando parecía una locura.

De ese proceso de reflexión y emprendimiento hoy Pazo de Vilane es un referente nacional en la producción de huevo campero de calidad y tiene otros proyectos en marcha.

Desde el Pazo de Vilane damos las gracias a Roberto a David a Mónica y a Sara que forman el equipo de Narúa y a todos los asistentes al evento por haber pensado que lo que teníamos que decir podía ser interesante para ellos.

Piedad Varela-Portas de Orduña

Coordinadora de Comunicación en Pazo de Vilane

< Volver

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies